jueves, 18 abril 2019
12:54
, última actualización
Local

Piden habilitar caracolas para atender a los pacientes de Santiponce ante el peligro de "derrumbe" del centro

el 19 ene 2010 / 14:58 h.

TAGS:

El presidente del Sector Sanidad de CSI-F (antiguo CSI-CSIF) en  Sevilla, Fernando Castelló, reclamó hoy a la Consejería de Salud  andaluza que habilite, "de forma profesional", caracolas para atender  a los usuarios del centro de salud de Santiponce, ante el "peligro de  derrumbe" de estas instalaciones.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del Sector de  Sanidad de CSIF Sevilla, Fernando Castelló, advirtió de que "hace ya  tres meses" dicho consultorio, en el que trabajan 13 profesionales y  cuya población de referencia asciende a los 8.000 habitantes, sufrió  la caída de "parte de la pared de una de las consultas de este  centro", un siniestro que "afortunadamente no llegó a causar daños  personales, pese a que los cascotes cayeron en la misma camilla, fue  en horario de consulta y en la misma se encontraban un médico y un  enfermero".

A raíz de este siniestro, Castelló explicó que desde el sindicato  solicitaron al Distrito Sanitario Aljarafe el que se procediese al  traslado de las consultas a caracolas prefabricadas, "en tanto se  construye el nuevo centro de salud previsto para este municipio y  pese a que está proyectado para dentro de cuatro años".

El responsable sindical argumentó que dicha solicitud se sustenta  "primero en preservar la seguridad de trabajadores y usuarios",  además de por la existencia "desde hace 15 años" de fisuras "por todo  el centro de salud" y de hasta "más de un centímetro de grosor".

"Cuando se cayó parte de la pared, además de trozos del falso  techo de escayola, nos pusimos en contacto con el Distrito y les  solicitamos el traslado de las consultas de este centro a otro lugar  o la habilitación de caracolas", relató Castelló, quien insistió en  el "grave riesgo de accidente, incluso con el posible resultado de  muerte, que puede provocarse en este centro".

Aseguró que ya han hablado "en varias ocasiones" con los  responsable de este distrito, "aunque no hacen nada", toda vez que  reiteró que el peligro de derrumbe "sigue ahí, puesto que las fisuras  de más de un centímetro de grosor están por todo el centro, que  además sufre de goteras". Por todo ello, Castelló tildó la situación  por la que atraviesa este centro de "tercermundista", así como de  "auténtica vergüenza".

  • 1