Local

Piden la dimisión del edil de Tráfico de Alcalá de Guadaíra por dar positivo cuando conducía

La oposición pidió ayer la dimisión del concejal de Tráfico, y responsable municipal de Seguridad Ciudadana, Manuel García, por haber sido multado mientras conducía con una tasa de alcohol superior a la permitida. Ocurrió durante la reciente feria.

el 16 sep 2009 / 04:21 h.

TAGS:

La oposición pidió ayer la dimisión del concejal de Tráfico, y responsable municipal de Seguridad Ciudadana, Manuel García, por haber sido multado mientras conducía con una tasa de alcohol superior a la permitida. Ocurrió durante la reciente feria.

El portavoz municipal del PP, Javier Jiménez, ofreció ayer una rueda de prensa para contar que el citado concejal del equipo de gobierno (PSOE) había sido multado el pasado día 7, domingo de feria y día de las elecciones europeas, por conducir con una tasa de alcohol que duplicaba la permitida por la ley.

En una primera prueba se le detectó una tasa de alcohol de 0,51 y, cuando se la repitieron, dio 0,47 cuando el máximo permitido por la ley es 0,25. No obstante, el PP reconoció que hasta que no llega a 0,60 no está considerado como delito. La Guardia Civil le puso también una multa de 600 euros y le retiró el carné de conducir durante varios meses, además de cuatro puntos.

El socialista fue además literalmente cazado por muchos ciudadanos que se encontraron con el control de la Guardia Civil a la salida de la ciudad, por lo que no dudaron en hacer fotografías e incluso vídeos del momento. Varios de estos vídeos circulaban ya ayer por www.youtube.com.

Para el PP, lo peor es que haya sido multado "precisamente el concejal que está luchando contra los excesos de alcohol en la feria". De hecho, si algo caracteriza la gestión en el área municipal de Tráfico son las numerosas campañas llevadas a cabo para cumplir con las normas de seguridad vial. Por eso los populares lo tacharon ayer de "irresponsable" y le exigieron que entregara el acta de concejal.

Poco después, el portavoz municipal del PA, Francisco Rubio, se sumó a la denuncia de los populares y emitió un comunicado de condena. En este sentido, lamentó los hechos y pidió "una respuesta contundente por parte del propio concejal renunciando a la delegación que ostenta y en su defecto del alcalde de la ciudad, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), exigiéndole la dimisión".

Igualmente, el líder del PA, apuntó: "No es de los concejales que más simpatías concita, sino todo lo contrario, su labor al frente de la Policía Local durante estos años de mandato es un cúmulo de ineficacia y mala gestión".

Por su parte, la portavoz del equipo de gobierno, María José Borge, reconoció los hechos, pero aclaró que el resultado fue "una mera sanción y no un delito contra la seguridad del tráfico ya que no superaba la tasa de alcoholemia exigida para esa consideración". En la misma línea, la edil del PSOE recalcó: "Como cualquier vecino de Alcalá de Guadaíra que durante una feria puede ser sometido a un control de alcoholemia, el concejal asumió su responsabilidad y cumplió con los requisitos que le marca la ley, que es el pago de la sanción".

  • 1