martes, 22 enero 2019
16:53
, última actualización
Local

Pilar de las nuevas tapas en Sevilla

Puratasca (Triana) Como triunfar en una local a contracorriente de las modas de la ciudad y crear tendencia.

el 20 jun 2014 / 22:00 h.

TAGS:

Puratasca-013Puratasca es uno de esos bares de tapas surgidos en la ciudad en los últimos años que contradicen, aparentemente, los parámetros que en una Sevilla que pasa por clasicona y de público poco ilustrado en gastronomía, hacen falta para que un negocio de hostelería triunfe. El caso es que prácticamente desde que abrieron el 4 de noviembre de 2009, en la barra de Puratasca y su pequeño salón y en su terraza, es difícil encontrar sitio cualquier día de la semana, sea mediodía o noche, y todo ello en un bar de barriada, típico de los años sesenta y apenas retocado en su estructura fundamental, quizás ahí esté la gracia de ese aire retro que respira el escenario de este magnífico bar de tapas. Acero inoxidable, grandes cristaleras con productos de alimentación pintados, incluso una parodia del televisor en una esquina superior del salón, en la calle una terraza entre los jardincillos de esta barriada trianera que se llama Numancia, típica zona de clase media de cuando la vieja Triana empezó a expandirse hacia el Oeste, ganándole terreno a talleres, naves industriales, polveros y tejares, cuando lo que hoy es ronda de Triana era mitad campo mitad zona de artesanos y pequeños talleres y, por supuesto, con un horizonte despejado y no profanado por el acuchillamiento de la Torre Pelli. Pero hablemos de buenas tapas que es lo que hay en Puratasca, no solo buenas tapas, pues además de sabrosas, hay creatividad e innovación, realmente han sido unos pioneros en cuanto a eso que se han dado en llamar gastro bares, que en nuestra ciudad han proliferado como hongos en los últimos tiempos, pero como en las vanguardias artísticas de principios del siglo XX, unos son los creadores y otros los seguidores que repiten con más o menos fortuna la fórmula: calidad de producto, fusión, toques creativos y cuidada presentación, servicio cercano, cuidada oferta de vinos, todo eso está en Puratasca desde su origen. Puratasca-009Tras su éxito inicial y consolidación, Puratasca se implicó en otros proyectos que, a nuestro juicio, le hicieron desperdigarse un poco y pasar un bache en el local original, como decía un conocido y recordado hostelero sevillano de la Puerta Carmona, «un tabernero que tiene más de una taberna ni es tabernero ni es ná», no llegamos a afirmar tanto pero si es cierto que en esta vuelta a Puratasca hemos disfrutado como al principio, cuando descubrimos esos fideos con pato (5,20 euros), fideos de soja con verduritas y pato confitado, un clásico de la casa que nos cautiva. La cocina vista de Raúl Vera nos ofrece el espectáculo de la buena cocina en directo, así vemos salir platos como un salmorejo de fresas (4,80 euros), un espectáculo de color y sabor, un plato fresco y sensual que de verdad nos hizo disfrutar. Como el ceviche de pescado y pulpo (5,30 euros), con un toque de lima que le otorga una perfecta y fresca acidez y una nota picante que agranda el sabor del plato. Clásicas también son sus piruletas de chorizo (3,40 euros), y siempre el toque de influencia oriental presente, como en el pollo cantonés (6,40 euros), el chopsuey de verduras y carne de ibéricos (5,30 euros) o del lado hispano americano, como el mencionado ceviche o la fajita de pork machacada (7,20 euros). Los precios de las tapas pueden parecer no muy baratos pero son tamaños para compartir, más grandes de las tapas habituales. Cayetano Gómez, otro de los artífices del negocio, lleva el servicio y cuida de una completa carta de vinos, donde hay posibilidad de probar muchas referencias por copas y donde hay sugerencias semanales de vinos que van rotando y donde habitualmente existen ofertas puntuales. Con dos tremendos aciertos, la posibilidad de catar etiquetas internacionales y la proliferación de vinos servidos desde formatos magnum. Por cierto que, pioneros en todo, en Puratasca han abandonado la exclusividad de las pizarras para volver a cómodas e individuales cartas, lo que agradece el cliente. Por todo lo comentado seguimos considerando Puratasca como uno de los referentes de los nuevos bares de tapas en Sevilla, al que seguiremos siguiendo atentamente. Domicilio: C/Numancia, 5. Horario: De martes a sábado de 13:00 a 16:30 y 20:30 a 24:00. Teléfono de reservas: 954 33 16 21.

  • 1