miércoles, 14 noviembre 2018
10:14
, última actualización
Local

Pilar González dimite como secretaria general del PA

Denuncia un "golpe de estado" que impide un congreso "libre".

el 30 abr 2012 / 14:05 h.

TAGS:

La secretaria general del PA, Pilar González, ha comunicado este lunes por carta a la militancia andalucista su dimisión como líder y su baja en el partido por "no poder cumplir mi compromiso de garantizar" que el próximo congreso, previsto los días 7 y 8 de julio, "sea democrático, plural y libre" y porque prefiere no "permanecer más tiempo en una organización que prefiere actuar con métodos del pasado dando un golpe de estado contra mí" llegando a recurrir a "prácticas mafiosas" propias de una "organización enferma".

González dimite como secretaria general del PA después de haber anunciado el pasado día 10 que no aspiraría a repetir su responsabilidad orgánica al frente de la organización en el próximo congreso nacional después que la formación no haya logrado representación en el Parlamento andaluz en las elecciones autonómicas del pasado 25 de marzo y de haber acusado al histórico dirigente andalucista Alejandro Rojas-Marcos de intentar "tutelar" la dirección al partido hasta el Congreso.

En la misiva de dos folios remitida a los militantes, a la que ha tenido acceso Europa Press, González comunica su marcha de la Secretaría General del PA "que asumí hace casi cuatro años" porque "no voy a permanecer más tiempo en una organización que prefiere actuar con métodos del pasado dando un golpe de estado contra mí". Como "responsables de este golpe de mano" señala a "algunos miembros de la dirección nacional que, ahora, están muy preocupados y la propia Comisión de Garantías, que yo creía imparcial", aunque se muestra "convencida de que están dirigidos".

"Me voy porque no puedo cumplir mi compromiso de garantizar que el próximo congreso, en el momento más delicado de la organización, sea democrático, plural y libre. No puedo garantizar que sea un debate donde cada militante/delegado tenga una voz y un voto y todos valgan exactamente lo mismo", añade la ya exlíder andalucista, que asegura que "desde el día que anuncié que no me presentaría a la reelección, que defendía la posición ideológica y estratégica aprobada en el último congreso (que define el PA del siglo XXI como un partido nacionalista en el ámbito de la izquierda democrática) y que no iba a admitir ninguna tutela de quien quería dirigir el proceso en la sombra --en referencia a Rojas Marcos--, he ido asistiendo a la instrumentalización de los órganos del partido en una dirección muy clara: dar un golpe de mano y hacer desaparecer todo el trabajo de transformación que he venido realizando en compañía de muchos de vosotros".

DENUNCIA POR VIOLACION DE DERECHOS FUNDAMENTALES

En este sentido, González señala que, para conseguir ese objetivo, "algunos no han tenido reparos en cometer incluso un delito que viola derechos fundamentales (artículo 18 de la Constitución, ante lo que hemos presentado denuncia)", mientras que "otros han jaleado el procedimiento convirtiéndose en cómplices difundiendo y manipulando correspondencia privada" y otros muchos "han permanecido en silencio y han creído que los delincuentes hacían lo correcto y piden a aquellos cuyo derecho ha sido violado que justifiquen que merecían la violación". A su juicio, "todo esto son prácticas mafiosas y síntomas de una organización enferma".

Frente a quienes la "acusan falsa y anónimamente de crear un partido desde que soy secretaria general", González defiende que "el único partido que yo he creado es un PA unificado" y subraya que "los que reclaman unidad y consenso quieren deshacerse de mí por haber conseguido cuatro años de unidad y dificilísimo consenso a base de equilibrios".

"He trabajado, con aciertos y con errores, intensa e incesantemente por transformar el PA en la dirección que aprobó el XV Congreso, por darle impulso, por recuperar la confianza de los andaluces en un partido que venía padeciendo una importante crisis de credibilidad", añade la que fuera candidata andalucista a la Presidencia de la Junta, que destaca que "nadie podrá negar mi esfuerzo" y se declara "dialogante y segura de que todas las posiciones políticas democráticas son legítimas, y más aún en el momento precongresual, desde no cambiar nada hasta cambiarlo todo, desde hablar sólo de personas hasta hablar sólo de proyecto".

"No me asusta compartir o discrepar de las ideas, esa es la esencia de la política. Soy andalucista. Soy de izquierda. Y lo voy a seguir siendo. Los que quieren hacer desaparecer mi trabajo y echarme no van a hacer desaparecer mi ideología y no me van a echar de la política grande, la que se hace hacia fuera mirando a los ojos de los andaluces. Muy pronto va a ser necesario defender a Andalucía y los derechos de los andaluces. Esa es mi causa", prosigue Pilar González, que concluye la carta comunicando que se va "a casa, a buscar trabajo, a seguir adelante" y agradeciendo "todo lo que he recibido, he aprendido y hemos compartido". "No tengo capacidad para el rencor, mi memoria es selectiva y recuerda tantas cosas buenas que he tenido la oportunidad de vivir. Un cordial abrazo. ```Viva Andalucía libre!!!", concluye la misiva.

  • 1