Local

Pillado por el cura robando en la iglesia de San Bernardo

El joven forzó una puerta de uno de los despachos para lo que utilizó algunas herramientas que había cogido a su padre momentos antes.

el 15 ene 2014 / 12:38 h.

iglesia san bernardoLa Policía Nacional ha detenido a J.L.M., de 23 años, acusado de  intentar robar en el interior de una iglesia en Sevilla tras ser  sorprendido por el cura que dio aviso a la Policía aportando los  datos del autor de los hechos a quien conocía por ser vecino de la  zona. Según informa la Policía en un comunicado, el joven forzó una  puerta de uno de los despachos para lo que utilizó algunas  herramientas que había cogido a su padre momentos antes y que su  propio progenitor las reconoció como suyas cuando los agentes  detuvieron a su hijo en el domicilio. Los hechos sucedieron durante la pasada noche, una vez que el  párroco titular de una conocida iglesia del barrio sevillano de  Nervión cerró los despachos del recinto eclesiástico y se marchó a su  domicilio situado en la planta superior a los mismos. Desde allí,  escuchó ruidos y voces en la planta baja y sorprendió junto a la  puerta de acceso al exterior a un joven conocido del barrio que le  manifestó que había entrado al baño y se quedó encerrado. Pero el sacerdote comprobó que una de las puertas del despacho que  se encontraba en esa zona estaba forzada y había restos de sangre en  la misma, observando igualmente que el joven también sangraba en una  de sus manos. Al preguntarle sobre si tenía conocimiento de quién  había podido forzar la puerta, el joven, "muy nervioso y de manera  incongruente", según el relato policial, manifestó no saber nada de  lo sucedido, por lo que el religioso le dejó marchar al conocer quién  era y saber dónde vivía. Tras la marcha del joven, el párroco efectuó una llamada al 091  para dar conocimiento de los hechos a la Policía, personándose en el  lugar una patrulla que tras una primera inspección ocular comprobó  que se había intentado cometer un robo en lugar donde además  encontraron varias herramientas utilizadas para el mismo como dos  llaves de distinta clase, concretamente una grifa y otra de bujía. Debido a que el cura manifestó a los agentes la identidad del  supuesto autor y su domicilio, los agentes lo localizaron para  esclarecer los hechos y se entrevistaron con el padre, que manifestó  que efectivamente su hijo había estado fuera durante las horas en las  que había tenido lugar el intento de robo y, además, reconoció como  suyas las herramientas encontradas en el lugar y que habían sido  utilizadas para forzar la puerta. Por estos hechos, y tras tener indicios claros sobre la  participación de este joven en los hechos acontecidos en la iglesia,  los agentes efectuaron la detención de éste en su propio domicilio.  Una vez finalizadas las diligencias en comisaría, el joven, al que no  le constaban antecedentes policiales previos, fue puesto a  disposición de la autoridad judicial como presunto autor de un delito  intentado de robo con fuerza.

  • 1