jueves, 15 noviembre 2018
13:48
, última actualización
Cofradías

Pino Montano y Bellavista se vuelven a sus templos

La lluvia les sorprende en la calle y tienen que volverse sobre sus pasos. Termina así este Viernes de Dolores pasado por agua.

el 30 mar 2012 / 18:04 h.

Pino Montano y Bellavista, las dos únicas cofradías que se han puesto en la calle este Viernes de Dolores, se han visto obligadas a regresar a sus templo al sorprenderles la lluvia pasadas las diez de la noche. 

Dos horas ha durado la alegría en Pino Montano y el Dulce Nombre de Bellavista. Finalmente se han cumplido los peores pronósticos y la lluvia les ha impedido hacer estación de penitencia por sus respectivos barrios. 

Padre Pío, La Misión, el Cristo de la Corona y Pasión y Muerte decidían esta tarde no realizar estación de penitencia ante la inestabilidad atmosférica. 

La primera en desafiar el tiempo fue Pino Montano. Allí, en la parroquia de San Isidro Labrador, se abría un halo de esperanza tras más  de dos horas de espera. La hermandad decidía minutos antes de las 20 horas (dos horas después del horario fijado para su salida) realizar su estación de Penitencia, aunque el hermano mayor, Ramón Borreguero, explicaba que acortarían el recorrido debido a la previsión de lluvia.

Al anuncio de la buena nueva, todos los hermanos de Pino Montano rompieron a aplaudir. A Pino Montano también la ha seguido Dulce Nombre de Bellavista, que poco después de las 20.00 decidía comenzar su estación de penitencia ante el aplauso del público congregado ante la parroquia de este barrio sevillano. Un pulso al agua que no ha podido ganar las cofradías del Viernes de Dolores. Termina así la primera jornada de las vísperas. 

  • 1