Local

Pizarro: 'Me gusta enseñar a pescar, no tener que dar peces toda la vida'

Manuel Pizarro insistió ayer en que Andalucía es la tierra "más subsidiada" y el PSC defendió -pese al rechazo andaluz- publicar las balanzas fiscales. Lo que dice en Madrid el fichaje 'estrella' del PP echa por tierra la campaña de Javier Arenas y el manifiesto electoral de los socialistas catalanes choca con el discurso de Manuel Chaves.

el 14 sep 2009 / 23:39 h.

TAGS:

Lo que dice en Madrid el fichaje 'estrella' del PP echa por tierra la campaña de Javier Arenas y el manifiesto electoral de los socialistas catalanes choca con el discurso de Manuel Chaves. En precampaña, la unidad de discurso de los grandes partidos hace aguas. Manuel Pizarro insistió ayer en que Andalucía es la tierra "más subsidiada" y el PSC defendió -pese al rechazo andaluz- publicar las balanzas fiscales.

La semana pasada, Manuel Pizarro (PP) intentó ganarse al empresariado catalán diciendo que se deberían publicar las balanzas fiscales (lo que cada territorio recauda y lo que recibe de la tarta común del Estado). Al dar tal paso, dijo, andaluces y extremeños serían los más perjudicados por son "los más subvencionados". Todos los partidos andaluces reclamaron al PP-A que censurase tal declaración y su líder, Javier Arenas, lo intentó asegurando que Pizarro no había pronunciado la palabra "subsidiada".

No había utilizado ese adjetivo, pero lo hizo ayer, insistiendo además en el argumento que Arenas pretendía neutralizar. El ex presidente de Endesa -fichado por el PP como número dos al Congreso por Madrid-, preguntó a los andaluces qué hacen "20 años con las mismas personas" en el Gobierno andaluz siendo la región "más subsidiada". "El problema no es que sea subsidiada, porque al que va más lento hay que ayudarlo, pero a mí lo que me gusta es enseñarle a la gente a pescar, no tenerle dándole peces toda la vida", explicó Pizarro. "Yo lo que quiero es que la gente se ponga a trabajar", apostilló.

En una entrevista en la Cadena Ser, vinculó también a la administración andaluza con la corrupción, asegurando que con el pago de comisiones es un proceso "perverso" e "inflaccionario". "En Andalucía no se mueve un papel sin que lo sepa la Junta", sostuvo para añadir que es "muy sospechoso" que un "caso de corrupción que lleva 20 años" haya ocurrido sin que lo sepa la Junta.

Ya por la tarde y después de que nadie del PP se pronunciase sobre este asunto, Pizarro matizó sus palabras en declaraciones a Efe. Dijo que las alusiones a los subsidios que recibe Andalucía se referían sólo a que es una de las que más subsidios de desempleo recibe, al contar con más de 533.000 parados. Y que lo que el PP desea es que "salga de esta situación". No hay, dijo, "ningún tipo de agravio" hacia Andalucía.

Era su respuesta a la tromba socialista. El propio presidente de la Junta, Manuel Chaves, pidió "a los dirigentes del PP" que pidan al número dos del PP por Madrid al Congreso "que deje de usar el tópico de la Andalucía subsidiada". En rueda de prensa, Chaves criticó a Pizarro porque "cada vez que habla de los andaluces sea para hacerlo mal, porque se puede criticar al PSOE, pero no hablar mal del esfuerzo de los andaluces de todos estos años".

Las declaraciones de Pizarro se produjeron a cuenta de su apoyo a la publicación de las balanzas fiscales, rechazada después de plano por la dirección del PP. Ayer, mientras el PSOE afilaba los cuchillos contra el candidato popular, la Ejecutiva de los socialistas catalanes propuso lo mismo en su manifiesto electoral, a pesar de que el propio presidente de la Junta y del PSOE, Manuel Chaves, clamó contra ello el pasado viernes. Los socialistas andaluces tampoco apoyan el objetivo del PSC: llegar a un sistema de financiación que permita "la equiparación progresiva entre los ingresos de la Generalitat y los que proporciona el sistema de Concierto" en el País Vasco.

Tal planteamiento -coincidente con el que hacía el PSC al inicio del debate del Estatut- contrasta con la propuesta andaluza de financiación autonómica. Ayer, el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, "sin hacer saltos en el vacío" porque el modelo vigente "no está mal".

  • 1