Local

Planes de boda

Desde el enlace más tradicional hasta el más excéntrico, puede encontrar todo lo necesario para su enlace en Sevilla de Boda 2010.

el 07 dic 2010 / 19:34 h.

TAGS:

Podrá mirar uno y otro modelo hasta dar con el suyo.
Sobre bodas no hay nada escrito. Unas son tan clásicas y almibaradas como siempre, después de las pequeñas damas de honor se desliza la reluciente novia; otros le dan una sorpresa a su pareja dedicándole una canción en plena ceremonia; los más atrevidos se arrancan a bailar una loca coreografía por el pasillo (con vestido, velo y frac si hace falta) al ritmo del inmortal Michael Jackson. Todas son versiones del mismo día, porque ahora cada uno puede tener la celebración que ha deseado siempre, con todos sus caprichos y excentricidades posibles. Pero son muchos detalles los que hay que tratar y mucho estrés que se acumula; para que el día del vestido blanco no termine siendo negro es mejor contar con toda la ayuda que la industria nupcial pueda ofrecerle: vuelve Sevilla de Boda, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, desde mañana y hasta el 12 de este mes. Bajo el mismo techo se expondrán más de cien empresas con todo lo necesario para hacer ese día prácticamente perfecto: planificación, salones de celebración, la música que no pare, peluquería y maquillaje, restauración... todo. Y por supuesto la gran estrella, el traje de novia. Cientos de perchas con sedas, bordados, detalles de pétalos de rosa y alguna que otra pluma esperando a aquellas que decidan probárselos.

La tarde de mañana da el pistoletazo de salida para la apertura de la muestra, la carrera por conseguir la boda perfecta comienza en la Pasarela. A golpe de velo, vestido y desfile los diseñadores enseñan sus nuevas colecciones. Rosa Clará, diseñadora de moda nupcial, es una de las grandes adquisiciones para los rostros de esta edición. Pero una de las novedades más sugerentes no está precisamente en los diseñadores o sus vestidos, sino en el interior y lo privado, concretamente en la lencería que trae Vanity Fair. La misma tarde de la inauguración todas las combinaciones posibles de lencería nupcial, inspiradas en el glamour de la noche, cuentan sobre la pasarela el qué y el cómo de la luna de miel. La elegancia y la moda están presentes, el resto lo dejarán a la imaginación de cada uno.

El viernes se descubrirá cómo irán las atrevidas novias del futuro; en pasadas ediciones ya se vio alguna que otra minifalda, perfecta para bodas en un agosto sevillano, sin olvidar la inspiración flamenca, creaciones de volantes y bordados llegan desde el Real. El Concurso de Jóvenes Diseñadores hará que 15 aspirantes en tema libre vayan perfilando los próximos éxitos hacia el altar, románticos o vintage pero originales, seguro. Otro desfile que este año es novedad pasa por la peluquería, intrincados recogidos presentados por Susana Novias, la primera vez que la moda del cabello pisa Fibes.

Pero las vestimentas de novias, novios e invitados son una mínima parte de todos los preparativos y de las novedades. Curarse todo ese estrés y poder relajarse para disfrutar de la ceremonia también tiene su método, en manos del spa que este año visita la feria. Unos baños termales y de ahí a elegir la música y el catering. Entre fuentes de chocolate y pianistas la decisión estará dentro de todos los salones, ofertas de restauración e ingenios culinarios que le tentarán.

Para los que tengan muy claro qué es lo que quieren y sobre todo que quieren algo distinto (véase boda temática con coreografía incorporada) BodaClic se encargará de planificárselo todo, seguro que cualquier petición es poco para ellos. ¿Cuál será la más excéntrica de este año, medieval, en un jardín florido o de disfraces?

Pero Sevilla de Boda 2010 piensa en el futuro, y no sólo en los vestidos del futuro sino en la familia del futuro. Después de la boda algunos piensan directamente en los niños y para informar de todas las opciones Clínica Ginemed de reproducción asistida participará este año, por las dudas.

Al atardecer en la playa, bajo un arco de rosas, bailando en perfecta sincronización o simplemente rodeados de todos los que merezcan compartir ese día tan especial con ellos.

  • 1