jueves, 21 marzo 2019
13:19
, última actualización
Cultura

'Planet 51': Técnicamente perfecta

España/Reino Unido, 2009. Dirección: Jorge Blanco & Javier Abad. Argumento: Una tranquila ciudad poblada por extraterrestres vive en su planeta hasta que irrumpe en sus vidas lo que para ellos es un alien: un astronauta humano. Película de animación. Guión: Joe Stillman. Música: James Seymour Brett. Duración: 90 minutos. Apta. Calificación: **

el 28 nov 2009 / 20:56 h.

Un momento de esta singular visión de los terráqueos.

Ya que se trata de una producción española, voy a hacerme eco de una expresión bastante castiza, aunque poco relacionada con el mundo del séptimo arte, para dar una idea genérica del principal problema que aqueja a Planet 51: la falta de duende.

Bien es cierto que comparada no sólo con otros filmes animados patrios (de los que está a años luz por encima) sino con muchas producciones animadas que nos llegan del otro lado del charco, esta fresca propuesta de cine de dibujitos obtiene unos resultados que ya quisieran para sí muchas.

El problema, y es achacable al 90% de las cintas animadas que se estrenan hoy, es su carencia de garra por culpa de un guión que sepa distanciarse de los demás.

La simiente para que dicho guión hubiera florecido está presente desde el principio, y la idea de desarrollar la cinta en un planeta en la otra punta de la galaxia pero con un ambiente similar al de los años 50 en Estados Unidos (con la paranoia de la Guerra Fría y el gusto exacerbado por las cintas de ciencia-ficción de serie B) es a todas luces un golpe genial que, sin embargo, queda algo desvirtuado por un desarrollo en el que el libreto se centra demasiado en dos extremos: por un lado, las constantes bromas hacia el género de la ciencia-ficción (brillante el juego que da el perro-Alien, todo hay que decirlo), y por el otro la inevitable moralina heredada de la tradición Disney y que el guionista introduce (casi con calzador) durante el transcurso de la acción.

De todas formas, estamos, como reza el titular de la crítica, ante una cinta visualmente perfecta, con una animación envidiablemente entrañable que logra, tanto en diseño de personajes como en los fabulosos escenarios, trasladarnos de forma inmediata a ese extraño salto tan a lo Regreso al futuro.

Como primer paso para la productora española, el dado con Planet 51 es muy prometedor.

  • 1