Local

Playstation crea un videojuego de Sevilla

Baila unas sevillanas mientras consigues puntos. No te acerques mucho a los nazarenos porque te queman con sus velas. Deslízate por el puente del Alamillo o llega, montado en una nube, hasta la Torre del Oro y la Giralda. Es Lit-tle Big Planet.

el 15 sep 2009 / 18:34 h.

TAGS:

Baila unas sevillanas mientras consigues puntos. No te acerques mucho a los nazarenos porque te queman con sus velas. Deslízate por el puente del Alamillo o llega, montado en una nube, hasta la Torre del Oro y la Giralda. Es Lit-tle Big Planet, el nuevo juego para la PlayStation 3, que tiene uno de sus niveles ambientado en la capital sevillana.

Sony ha hecho su apuesta para las Navidades. Sackboy, un pequeño muñeco de trapo, es el héroe de todas las aventuras del nuevo videojuego Little Big Planet para la PlayStation 3. Manejable y muy gracioso, cada usuario puede elegir la apariencia que va a tener: con gafas de buceo, un turbante árabe o vestido de obrero. Cientos son sus posibilidades y miles los niveles en los que se puede desarrollar el juego.

Con hasta cuatro jugadores posibles, uno de sus puntos fuertes es que cada usuario, tras pasar los tres primeros niveles en un lugar llamado Los jardines, podrá acceder a Mi Luna, el sitio donde se encuentran los 50 niveles del juego. Allí podrá, incluso, crear nuevas pruebas y compartirlas con el resto de jugadores a través de la Red.

Y una de ellas es Sevilla. Sí, sí, Sevilla. Hasta ahora parecía imposible que esto sucediera, pero en este siglo eso no es un problema. Los creadores, entre los que se encuentra Javier Borrego, jefe productor, tardaron cerca de cuatro días en crearlo. "Ya había niveles de Valencia, Barcelona o Madrid, ¿por qué no Sevilla?" afirma Javier. Dicho y hecho.

Cuando Sackboy entra en el nivel (o Sackgirl, ya que también tiene un personaje femenino), aparece en una especie de patio andaluz, y tiene que ir sorteando muros para poder avanzar e ir cogiendo pequeñas burbujas con las que irá sumando puntos. En uno de los saltos se planta en una nube y se monta encima de la Torre del Oro, desde la cual pasa a la Giralda, monumento que contiene un premio para los más avispados (un nazareno). Una de las virtudes de este muñeco son las numerosas expresiones que puede poner, hasta 12, en las que está alegre, enfadado, gracioso o triste.

Pero en este recorrido por la ciudad no podían faltar dos de sus festividades más importantes: la Semana Santa y la Feria. Sackboy tiene que tener cuidado cuando pasa por mitad de la procesión, ya que puede quemarse con las velas de los nazarenos y si se anima, puede pegarse unos bailecitos en una caseta mientras sigue recogiendo puntos. Con el mando, el usuario puede manejar el muñeco a su antojo; girando los controles hacia arriba o abajo moverá sus brazos y sus piernas, aunque eso de las sevillanas aún no lo domine.

El protagonista, como buen turista, no pierde oportunidad de montarse en un coche de caballos, ya que lo necesita para poder superar una de las pruebas. Y entre tanto monumento, con paseos por el campo y música árabe de fondo, una vista del puente del Alamillo, por el que se deslizará al fin. Casi diez minutos de juego que reflejan algunos de los puntos más peculiares de la ciudad.

A la venta desde principios de mes, es un entretenimiento que hará las delicias de todos. "Es un videojuego para todo el mundo" asegura Javier, "conforme avanzas, las cosas se van complicando". Cooperativo y competitivo, se necesita de los otros jugadores para poder avanzar, aunque, en un momento dado "se te puede escapar un empujón hacia alguno para que no llegue antes que tú" comenta riéndose Javier. La diversión está asegurada.

  • 1