Pleno extraordinario este martes en Alcalá por las renuncias de los ediles de Turismo y Educación

Los concejales dimisionarios se desligan de las "formas" del Gobierno local socialista.

el 05 ago 2013 / 11:37 h.

limones-verticalEl Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, gobernado por  Antonio Gutiérrez Limones, celebra este martes a partir de las 09,00  horas un pleno extraordinario para dar cuenta de la renuncia, a sus  cargos e incluso a sus actas de concejal, de José Manuel Rodríguez y  Ana Belén González Pérez, hasta ahora responsables de las áreas de  Turismo y Educación, respectivamente. Estas renuncias suceden después  de que a comienzos del pasado mes de junio, la concejal socialista  Laura Ballesteros decidiese transformarse en edil no adscrita, lo que  para el Gobierno municipal de Antonio Gutiérrez Limones supuso la  pérdida de la mayoría absoluta en el pleno corporativo. Tras la renuncia de ambos concejales, que habrán de ser  sustituidos por otros miembros de la candidatura socialista, el  propio alcalde ha manifestado su respeto hacia esta decisión. El  Gobierno municipal de Antonio Gutiérrez Limones ha encuadrado la  dimisión de José Manuel Rodríguez en "motivos profesionales" y la de  Ana Belén González en sus "circunstancias actuales", si bien en sus  cartas de renuncia, ambas recogidas por Europa Press, los ediles  dimisionarios se desligan de las "formas" del Ejecutivo local  socialista. CUESTION DE "FORMAS" Ana Belén González, por ejemplo, manifestaba en su carta de  renuncia que su decisión no responde a "cuestiones personales", sino  a "otras". En ese sentido, la exconcejal de Educación señala en su  escrito de despedida que no se siente "parte de las formas que  imperan en el escenario político actual". Recordemos que a principios del pasado mes de mayo, trascendía que  la agrupación socialista de Alcalá de Guadaíra había incoado  expedientes informativos a la concejal Laura Ballesteros, entonces  responsable del área de Patrimonio, y al edil de Turismo, José Manuel  Rodríguez, a cuenta de su ausencia en el pleno ordinario celebrado el  pasado 19 de abril. Como consecuencia de estas ausencias, que  motivaron un empate a concejales entre el gobierno municipal  socialista y las fuerzas de oposición, el alcalde, el socialista  Antonio Gutiérrez Limones, se vio obligado a recurrir por primera vez  a su voto de calidad para hacer prosperar sus propuestas. EL CASO DE LAURA BALLESTEROS Posteriormente, Laura Ballesteros entregó un escrito en el  Ayuntamiento solicitando su declaración como concejal no adscrita,  pues en paralelo había solicitado su baja en el PSOE. Gracias a un  proceso de mediación, en el que actuó incluso la cúpula provincial  del PSOE, Laura Ballesteros retiró el mencionado escrito. Pero  semanas después, Laura Ballesteros pedía de nuevo, y esta vez de  forma definitiva, su baja en el PSOE y solicitaba al Ayuntamiento su  declaración como concejal no adscrita, extremo que finalmente fue  consumado dejando al Gobierno municipal socialista de Gutiérrez  Limones en una situación de minoría frente a las fuerzas de  oposición; el PP, el PA, IU-CA y ya entonces la concejal Laura  Ballesteros. A la hora de justificar su decisión, Ballesteros defendía que tras  un mes de "margen y oportunidad", no había ocurrido el "cambio de  rumbo" al que estaba supeditada su continuidad en el Grupo  socialista. El pasado viernes, de cualquier manera, los hasta ahora  concejales de Turismo y Educación entregaron en el registro municipal  sus renuncias a las competencias delegadas e incluso a sus actas de  concejal, con lo que los socialistas tendrán que valerse de su  candidatura a las últimas elecciones municipales para buscar  sustitutos para los ediles dimisionarios.

  • 1