sábado, 17 noviembre 2018
02:05
, última actualización
Deportes

PNB solicita el reintegro al club de las cantidades desviadas por Lopera

Según los dos informes periciales encargados por la jueza Alaya ascienden a 30 millones de euros.

el 03 jul 2012 / 15:44 h.


La Asociación de béticos de base Por Nuestro Betis ha expuesto su punto de vista tras
hacerse público el informe pericial que analiza las relaciones entre el Real Betis y las
sociedades Tegasa y Encadesa durante el periodo comprendido entre los años 2000 y
2008. En dicho documento, que ha sido entregado a las partes personadas en el
Procedimiento Penal que se sigue ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla,
se confirma el hecho que PNB viene denunciando desde 2008: que era el Real Betis
el organismo que financiaba a Encadesa y Tegasa, y no al revés, como sostenía el
señor Ruiz de Lopera.

De esta forma, PNB reclama que se reintegren al Real Betis las cantidades apropiadas
de forma ilícita, ya que el informe acredita la concurrencia de los delitos continuados
de administración desleal y apropiación indebida, expuestos por PNB en la querella,
y por los que el señor Ruiz de Lopera podría resultar condenado a penas de superiores
a los nueve años de prisión.

Los peritos estiman que las cifras del saqueo al Real Betis rondan los 30 millones de
euros, cantidad que “de haberse mantenido en las arcas de nuestra entidad habría
evitado la necesidad de acudir al instrumento del concurso de acreedores”, asegura el
presidente de PNB, Cayetano García de la Borbolla, quien indica también que se trata
de una situación a la que “sin duda nos hemos visto abocados como consecuencia de
la despatrimonialización sufrida por la entidad en estos años, y que ha puesto al club
en riesgo cierto de desaparición”.

Por otro lado, el curso de la Instrucción ha puesto de manifiesto la dejación de
funciones realizada en estos veinte años de Sociedades Anónimas Deportivas por
parte de los organismos administrativos encargados del control, revelando lo caduco
de un sistema que, después de dos decenios, sólo ha servido para arruinar a clubes de
fútbol centenarios y defraudar a Hacienda y a la Seguridad Social, todo ello en
beneficio de una serie de personajes que, a la larga, han quedado delatados como
meros aventureros, cuando no delincuentes, que han jugado con el patrimonio
económico y sentimental de todos, señala PNB en su nota. 

  • 1