Economía

PNV y CC permiten al PSOE tumbar las enmiendas a la totalidad de Presupuestos

Superado el debate de totalidad, los grupos parlamentarios deberán presentar antes del mediodía del viernes sus enmiendas parciales al articulado.

el 21 oct 2009 / 08:44 h.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2010 continuarán su tramitación parlamentaria tras el rechazo hoy en el Congreso de las enmiendas a la totalidad, logrado gracias al acuerdo del PSOE con PNV y Coalición Canaria, aunque ahora queda poco margen para negociar cambios, según ha admitido el Gobierno.

 

Así lo reconoció la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, quien tras este debate señaló que estas cuentas están muy marcadas por la situación económica y por eso son "pequeños" los márgenes para modificarlas con las enmiendas que presenten los grupos parlamentarios.

El pleno celebrado esta mañana rechazó, con los votos del PSOE, el PNV y Coalición Canaria las enmiendas a la totalidad que habían presentado el PP, CiU, ERC, IU-ICV, el BNG y UPyD y que se votaron en bloque por tener el mismo propósito, la devolución al Gobierno del proyecto de ley presupuestario.

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, votó a favor de estas enmiendas, mientras que el representante de UPN, Carlos Salvador, fue el único parlamentario que se abstuvo en esta votación.

Al finalizar el debate, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció su satisfacción por el rechazo a las enmiendas a la totalidad, porque ése era "el objetivo" del Gobierno, y de igual manera se mostró Salgado, que ha defendido por primera vez unas cuentas como responsable de Economía.

Un día después del duro debate que la enfrentó al líder del PP, Mariano Rajoy, Salgado aseguró que no se sintió ninguneada por éste, a pesar de que en buena parte del cara a cara Rajoy se dirigió más al presidente del Gobierno y le hizo responsable de la política económica, en lugar de a la ministra.

Hacia Rajoy dirigió sus críticas el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, quien lamentó que el presidente del PP volviera a recurrir a las "habituales y cansinas invectivas antizapatero" y no aportara propuestas, además de advertirle de que tratando de herir al Gobierno para buscar rédito político lo único que hace es "hacer daño al país".

Además de a Alonso, esta mañana les tocó intervenir a los portavoces de los partidos que no presentaban enmiendas, entre ellos los dos aliados del PSOE en este debate, el PNV y Coalición Canaria.

Pese a admitir que iban a dar su apoyo al Gobierno por una cuestión de "responsabilidad" y por "arrimar el hombro" en estos difíciles momentos, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, criticó al Gobierno "de quita y pon" y su política económica "errática", especialmente en materia fiscal.

Mucho menos incisivo fue el diputado de Coalición Canaria José Luis Perestelo, quien agradeció que el Gobierno se haya acordado de Canarias con su plan de inversiones para la comunidad, y aunque admitió que el proyecto de ley presupuestario es "manifiestamente mejorable" apeló al "sentido de Estado" de su partido para justificar su apoyo.

Salgado, por su parte, admitió a Azpiazu que las inversiones en el País Vasco crecen "tímidamente" en este Presupuesto, sólo el 1%, aunque siguen suponiendo una "apuesta importante" por las infraestructuras en esta comunidad.

A Perestelo, Salgado le agradeció también el apoyo de su partido a estos Presupuestos "que son buenos para Canarias" y demuestran que el Gobierno central es "sensible" con los problemas que afectan al archipiélago, que tiene una tasa de paro del 26% según recordó el diputado de CC.

Salgado concluyó el debate reiterando que éstos son los Presupuestos que España necesita, aunque añadió que confía en que la tramitación parlamentaria los "enriquezca", a pesar de que después admitió que los márgenes de negociación son pequeños.

Tras el debate de hoy continúa la tramitación de las cuentas, y el viernes a las dos de la tarde se acaba el plazo para que los grupos parlamentarios presenten sus enmiendas al articulado del proyecto de ley, cuyo debate en la Comisión de Presupuestos se celebrará la primera semana de noviembre.

El pleno volverá a votar el dictamen de la Comisión y remitirá después el proyecto de ley al Senado, donde el PP tiene mayor representación que los socialistas, lo que ha hecho posible que en los dos últimos años esta Cámara vetara las cuentas y las devolviera al Congreso.


  • 1