sábado, 19 enero 2019
04:38
, última actualización
Deportes

"Podemos jugar juntos en punta"

Bacca y Gameiro creen que actuando los dos arriba el Sevilla seguiría siendo fuerte y que el rendimiento de ambos crecería. Emery dice que lo hará, pero no cuándo.

el 25 oct 2014 / 12:10 h.

SEVILLA 14-15 Bacca y Gameiro posan en el aeropuerto de Lieja para El Decano. Foto: Manuel Gómez. El Sevilla ya puede presumir de nuevo de tener apta una de las parejas de goleadores más importantes de España y de Europa. Kevin Gameiro y Carlos Bacca llevaron con sus goles a lo más alto de la Europa League al Sevilla durante el curso pasado. Ahora que el francés está recuperado de su lesión, por la mente de Emery vuelve a planear la posibilidad de alinear desde el inicio, en determinados partidos, a los dos jugadores, algo poco habitual. Monchi fue el primero que dejó caer, a principios del verano, que tal circunstancia la veríamos más a menudo que en la temporada pasada debido a cómo se estaba configurando la plantilla. El propio Unai lo repitió en Lieja en una de sus dos ruedas de prensa. Pero, ¿qué piensan los dos goleadores del Sevilla al respecto? El Decano tuvo la oportunidad de charlar con los dos delanteros durante el viaje de vuelta desde Lieja. Lo tienen claro: quieren jugar juntos porque estiman que se beneficiarían el uno del otro y, por ende, el Sevilla. “Me siento bien con un sistema de un solo delantero y con otro en el que seamos dos, aunque sí es verdad que cuando estás tú solo arriba es más difícil pelearte con los centrales, que ya no se tienen que fijar sólo en ti si somos dos”, explica Bacca. “Pienso que para mí es mejor jugar con Carlos. Tenemos diferentes cualidades y por eso creo que puede ser bueno para el equipo. Ya el año pasado jugamos varios partidos juntos y marcamos goles en muchos de ellos”, indica Gameiro, quien reconoce que el hecho de tener a un jugador cerca como Bacca que fije a los centrales le abrirá más espacios para desarrollar su velocidad de desmarque: “Es una cuestión del entrenador, que es el que decide lo que cree mejor para el Sevilla.. Yo busco más el espacio y él se maneja mejor en la punta del ataque, eso es así”. Ya el año pasado apareció este debate en torno al Sevilla. Unai lleva dentro, pese a la etiqueta colgada por no se sabe quién, cierta vocación ofensiva que le llevó a fracasar con el Sevilla durante el primer tramo de la temporada pasada. La clave del cambio el curso pasado fue la colocación de dos mediocentros defensivos, circunstancia que le obligaba, en la mayoría de partidos, a colocar a Rakitic por detrás del delantero. Ahora le sucede algo similar con Denis y la tremenda seguridad defensiva que sigue dándole al equipo la pareja de contención en la medular. Gameiro y Bacca coincidieron en 19 partidos (once desde el inicio) en la Liga 2013-14, a los que habría que añadir otros seis en Europa (dos desde la titularidad). En muchos de ellos, el francés actuó escorado a una de las bandas. Ante el Villarreal no parece el momento idóneo para tocar un sistema que funciona, aunque con Emery no hay que descartar nunca nada. Tanto Gameiro como Bacca son tremendamente ambiciosos y quieren jugar el máximo de minutos, de ahí que reivindiquen la posibilidad de jugar juntos desde el incio más a menudo. “No me fijo  ninguna cifra de goles, sólo quiero marcar el mayor número posible. Sin lesiones puedo estar en las cifras del año pasado o incluso superarlas”, asegura el francés. En un tono parecido se expresa Bacca: “Yo nunca me guardo nada, quiero marcar siempre y dar lo máximo en cada partido. Ante el Standard tuve una ocasión clara y lastimosamente no pude concretar, también estuve cerca en otra acción pero se me fue fuera. Cada vez estoy mejor y con más confianza”. El colombiano también quiso dejar claro a través de El Decano que no hay que olvidar a Iago Aspas, tocado después de ver que hasta Iborra juega de delantero antes que él: “Kevin y yo somos de características diferentes y podemos jugar juntos, pero pasa igual con Iago, que es un grandísimo delantero. La decisión es del entrenador y hay que respetarla, pero sé que podemos aportar muchísimo los dos en ataque”. Respecto a Gameiro, una de las circunstancias que más preocupan es el estado real de su rodilla, tras varias recaídas anteriores. “Mi rodilla no tiene ya ningún problema, sólo me queda coger un poco de ritmo, pero tengo muy buenas sensaciones”, tranquiliza al respecto el galo, quien lanza un mensaje para el importante partido del domingo: “El Villarreal es un buen equipo y va a ser difícil ganar el partido, no podemos estar pensando además en el Madrid-Barcelona. Es una buena oportunidad para nosotros de igualar con el primer clasificado, pero sólo miramos a nuestro partido”. Mientras, Bacca tira de ambición: “Hay que pensar en que somos el Sevilla y tenemos que sumar de tres en tres”.

  • 1