Deportes

Poder negro para fortalecer el centro del campo bético

Posiblemente sea a principios de esta semana cuando el Betis pueda hacer oficial los fichajes de Mehmet Aurelio y Emana. Si todo llega a buen puerto, el conjunto se hace con dos futbolistas que mejorarán las prestaciones de la plantilla.

el 15 sep 2009 / 07:30 h.

Posiblemente sea a principios de esta semana cuando el Betis pueda hacer oficial los fichajes de Mehmet Aurelio y Emana. Si todo llega a buen puerto, el conjunto verdiblanco se hace con dos futbolistas que mejorarán, y puede que mucho, las prestaciones de la plantilla. Poder negro para este nuevo Betis de Francisco Chaparro.

Hace ya mucho tiempo que el Betis está buscando músculo para su centro del campo. Temporada tras temporada se ha reflejado como una de las carencias principales del equipo verdiblanco la ausencia de poder físico en la medular. El cuerpo técnico comandado por Francisco Chaparro ha encontrado eco en sus peticiones en el director deportivo, Manuel Momparlet, y entre todos han conseguido que Manuel Ruiz de Lopera se lanzara a la contratación de jugadores que mejoren las prestaciones del equipo en el centro del campo.

El entrenador y sus colaboradores, en unión del director deportivo, elaboraron una lista con una serie de jugadores para el centro del campo. Una lista encabezada por M'Bia y Emana como puntas de lanza, pero en la que Mehmet Aurelio se encontraba muy bien situado. La idea, un jugador para la resta y otro con llegada para la suma. Descartado M'Bia por su alto precio (el Betis envió una insuficiente oferta de 4 millones de euros al Rennes), resulta que tanto Aurelio como Emana están muy cerca de convertirse en jugadores del Betis. De ser así, el objetivo de reforzar de verdad el centro del campo ha quedado cumplido.

De Marco a Mehmet. Este centrocampista brasileño nacionalizado turco ha venido a constatar todo lo bueno que se le intuía en el Betis en la pasada Eurocopa. Parecido al español Marcos Senna aunque con menos pegada, llegó al fútbol turco en 2001, en concreto al Trabzonspor. Atrás dejó varias temporadas en el Flamengo, donde jugó más de cien partidos. Su explosión llegó en Turquía, sobre todo después de fichar por el Fenerbahçe, donde se convirtió en un auténtico ídolo. Tras ganar una Copa en el Trabzonspor, logró tres Ligas y una Supercopa con el conjunto de Estambul. Mehmet Aurelio es un pivote defensivo de gran carácter, capaz de sostener el centro del campo del equipo y no exento de buena distribución con el balón.

Emana, una bestia. Con Aurelio haciendo la raya en el centro del campo, Emana es la encarnación del poderío físico. Puede que técnicamente deje algo que desear, pero su potencia en el arranque y sus incorporaciones al ataque son tremendas con 26 años. Con 1.80 de altura y 78 kilos de peso, Emana llamará la atención por su contundencia. Sólo falta que el Toulouse dé su beneplácito.

  • 1