Local

Podrán contratar taxis propios para sus clientes

En septiembre de 2007, el conflicto entre hoteles y taxistas estalló tras la denuncia de una serie de amenazas por parte del sector hotelero. Desde entonces está pendiente la resolución de este pulso provocado por la falta de regulación. Con la nueva ordenanza del taxi, el Consistorio ultima una solución

el 16 sep 2009 / 02:56 h.

TAGS:

En septiembre de 2007, el conflicto entre hoteles y taxistas estalló tras la denuncia de una serie de amenazas por parte del sector hotelero. Desde entonces está pendiente la resolución de este pulso provocado por la falta de regulación. Con la nueva ordenanza del taxi, el Consistorio ultima una solución. El problema del servicio de taxi es una de las principales reclamaciones de los clientes en los hoteles. Sus directivos y la asociación de hoteleros han denunciado en repetidas ocasiones su indefensión ante los taxistas, mientras que éstos critican cuestiones como contrataciones irregulares en exclusiva de un grupo de vehículos por parte de algunas instalaciones o que no se aguarda hasta la llegada del vehículo que ha sido avisado, de forma que cuando éste llega los clientes se han marchado. Hasta ahora no había un marco legal. Ya hay un borrador, cuyas bases se incluirán en la ordenanza.

En estos momentos, el hotel sólo media entre el usuario y el taxi. Con la nueva norma podrá contratar un servicio propio de taxis y ofrecérselo a sus clientes. Para esto, según subrayan desde el área de Movilidad, será fundamental definir un marco de deberes y derechos. El modelo sobre el que se trabaja en estos momentos con hoteles y taxistas es el de un concurso público. Los hoteles podrán ofertar la contratación por un precio determinado de una serie de servicios durante un periodo de tiempo, y a esta convocatoria podrán concurrir todos los titulares de licencias que lo consideren oportuno.

Con esta vía se pretende acabar con actuaciones como las listas negras de taxistas a determinados hoteles o las contrataciones irregulares en exclusiva de determinados vehículos para las instalaciones hoteleras. Todos tendrán las mismas posibilidades y los hoteles podrán competir por los vehículos que consideren más adecuados. Queda aún por definir si en esta negociación podrán entrar cuestiones como las tarifas. En otras ciudades, según explicaron fuentes del área de Movilidad, son los propios hoteles quienes tienen un listado de bonos que reparten a sus clientes, de forma que posteriormente el servicio de taxi se carga a la habitación como una prestación más.

Movilidad tiene avanzadas las negociaciones con las dos partes afectadas, aunque asume que "ambas tendrán que ceder".

  • 1