sábado, 15 diciembre 2018
00:19
, última actualización
Local

Polémica en Sevilla por un escrito policial sobre controles a ciudadanos árabes

Un documento, luego desautorizado, indicaba cómo actuar con los árabes.

el 15 ene 2015 / 00:05 h.

TAGS:

El escrito se difundió en distintas comisarías de Sevilla y posteriormente fue desautorizado. / Antonio Acedo El escrito se difundió en distintas comisarías de Sevilla y posteriormente fue desautorizado. / Antonio Acedo «Especial atención con los individuos de nacionalidad argelina». Esta es una de las ocho recomendaciones que recoge un escrito interno que ha rulado por las comisarías sevillanas tras el atentado en París al semanario Charlie Hebdo, cometido por terroristas yihadistas. El documento, elaborado desde la Brigada Provincial de Información, fija una serie de consejos para los agentes «en intervenciones con personas de origen árabe», aunque ya ha sido desautorizado por la Dirección General de la Policía. DOCUMENTO POLICIALos controles policiales en función de la raza o las apariencias físicas están prohibidos por ley y son varias las sentencias europeas que así se han pronunciado al respecto. Los tribunales europeos condenan el uso de controles policiales para identificar preventivamente a personas por su apariencia racial, como por ejemplo, el color de piel. Sin embargo, la nota ha sido distribuida entre los mandos policiales de Sevilla y ha partido desde la Brigada Provincial de Información, tal y como indica el membrete de la misma y como confirmaron fuentes policiales en Sevilla, quienes aclararon que se trata de un documento interno de trabajo. No obstante, nada más conocerse la difusión de la misma la Dirección General de la Policía «desautorizó» su difusión lo que implica, según explicaron a este periódico desde este organismo, que debe ser retirada de todas las comisarías, si es que ha llegado a ser difundida entre los agentes. Estas mismas fuentes indicaron que no se va a tomar ninguna medida sancionadora contra el comisario responsable de esta unidad policial. Las recomendaciones que recogía el escrito iban dirigidas a los agentes para saber cómo actuar en caso de tener que identificar «a una persona de origen árabe». «Evitar cualquier tipo de comentario racista o xenófobo», es la primera. El documento precisa que si la persona identificada lleva pasaporte «comprobar los sellos de entrada, sobre todo si ha estado en países de los llamados calientes, o en los países que tengan fronteras con estos: Irak (Arabia Saudí, Jordania y Turquía), Siria (Líbano, Turquía y Jordania)». «Comprobar si llevan altas sumas de dinero consigo», prosigue el escrito, ya que entonces, si llevan más de mil euros podrían estar ante «correos humanos». El cuarto punto es de los más polémicos, pues señala que se debe tener «especial atención con los individuos de nacionalidad argelina», ya que, según dice «son más conflictivos que los marroquíes, y por ello se deben extremar las medidas de seguridad en sus identificaciones», reza en el escrito difundido este miércoles por ElDiario.es. «Atención a las personas de origen árabe que estén realizando grabaciones de vídeos en lugares no turísticos, en especial en infraestructuras críticas, estaciones de autobuses, trenes, metro», recoge el punto cinco, que añade que «las células terroristas suelen grabar sus acciones para colgarlas en Internet. Se debe proceder a su identificación». La sexta recomendación de la Brigada también es de las más llamativas: «Cuando se localice a individuos de origen árabe en un vehículo consultando un ordenador portátil, probablemente crakeando una red Wi-Fi para no dejar rastro sobre su IP». A esto añade que, «ante la posibilidad de que estén consultando páginas de perfil islamista, se les debe identificar y poner en conocimiento de esta BPI». «En los registros que se realice, en los que se localicen documentación en los que aparezcan textos árabes o bien imágenes de individuos que susciten sospechas, en el caso de que no se proceda a su intervención, al menos proceder a su fotografiado» y enviarlo a la Brigada. Por último, indica que si se registra un vehículo se debe comprobar «si lleva precursores de TATP», es decir, productos con los que hacer un potente explosivo.

  • 1