martes, 11 diciembre 2018
20:40
, última actualización
Local

Polémica por el cartel municipal contra la violencia a las mujeres

La Asociación Pro Derechos Humanos pide su retirada por fomentar "estereotipos" sobre el Islam y el Consistorio asegura que no ataca religiones sino "prácticas nocivas" para la mujer.

el 21 nov 2014 / 18:56 h.

TAGS:

cartel Violencia mujeres Ayuntamiento grandeLa Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) ha mostrado este viernes su "repulsa" por el cartel del Ayuntamiento de Sevilla para la campaña municipal de prevención y sensibilización sobre la violencia de género, realizada para todos los centros educativos de enseñanza secundaria, con motivo del "Día Internacional contra la Violencia hacia a las mujeres 25 N". Según la organización, el cartel "une a la violencia contra las mujeres dos únicos conceptos; prostitución y religión musulmana, Y lo hace de manera estereotipada y simplista, identificando el burka con Islam y la prostitución con trata". "En nada ayuda este tipo de carteles y de mensajes en la lucha contra la violencia ejercida hacia las mujeres, porque establece unas conexiones mentales que asocian la violencia contra las mujeres con una religión o con la prostitución, en lugar de abordar las auténticas causas de violencia. Y en nada ayuda a la defensa de valores humanos como son la diversidad, la pluralidad y la integración. En nada ayuda, de igual modo, al respeto de la dignidad de la mujer", dice APDH-A. "Queremos manifestar nuestra mayor repulsa y nuestra indignación hacia este tipo de campañas que victimiza aún más a las mujeres, estigmatiza a colectivos vulnerables de nuestra sociedad, ahonda más en los estereotipos asociando una religión con la violencia, y que no trata o margina los aspectos que sí son causas reales en la violencia hacia las mujeres, como son el patriarcado y el sexismo". Tras conocer "el rechazo experimentado por distintos colectivos de mujeres musulmanas, que ven en el cartel un ataque a su libertad para vestir y una acusación de violencia a su religión", la organización reclama "la inmediata retirada de esta publicidad y que se tomen las medidas necesarias para que esto no vuelva a ocurrir". En este sentido, pide concretamente, "que se revisen las bases del "Concurso de Dibujo y Eslogan con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género", en especial en relación a la composición del jurado". LA RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO  Después de que la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) haya pedido retirar el cartel del Ayuntamiento de Sevilla para la campaña de sensibilización sobre la violencia de género, por unir esta lacra sólo a "la prostitución y la religión musulmana", el Consistorio ha recordado que los jóvenes estudiantes autores de las imágenes "no han pretendido representar un ataque a las creencias y prácticas religiosas de algunos países, sino a aquellas prácticas que atentan a los derechos humanos de las mujeres por el hecho de serlo". Recuerda el Ayuntamiento que "para la selección de la imagen que conforma la campaña, el servicio de la Mujer organiza entre los centros de educación secundaria de la ciudad un concurso de imagen gráfica y otro de eslogan con motivo de la conmemoración del 25 de Noviembre, para que ellos representen como ven la violencia de género". En esta campaña, los jóvenes estudiantes "han querido visibilizar alguna de las manifestaciones que puede adoptar la violencia que sufren las mujeres por el hecho de serlo y que en muchas ocasiones quedan ocultas". "Han querido visibilizar la explotación sexual que sufren las mujeres en mucha mayor medida que los hombres (..) También visibilizan los estudiantes en la campaña, aquellas prácticas culturales que son nocivas para las mujeres, que en este caso se representa a través del "burka", pero que también puede tener otra representación en la mutilación genital femenina, la lapidación, los matrimonios forzados, los abortos selectivos, etc". "Con este ejemplo, no han pretendido representar un ataque a las creencias y prácticas religiosas de algunos países, sino a aquellas prácticas que atentan a los derechos humanos de las mujeres por el hecho de serlo. Existen países donde el uso de esta prenda es obligada por el propio Estado, hecho que estos escolares denuncian en la campaña, y ello acompañado por la prohibición a las mujeres del ejercicio de derechos y libertades que son necesarios para el desarrollo vital de una persona: a la educación, a una sanidad, a la libertad de circulación, etc", explica el Consistorio.

  • 1