Local

Polémica por la contratación de une empresa para limpiar el santuario de Utrera

Enfado entre el grupo de 20 voluntarios, la mayoría mujeres, que se encargaba del mantenimiento del templo

el 23 sep 2009 / 19:46 h.

TAGS:

Las aguas están revueltas en el santuario de Consolación. El origen de la polémica se localiza en la contratación de una empresa que se encargará de la limpieza de este importante templo de Utrera, pese a que ya existe un grupo de 20 voluntarios, mayoritariamente mujeres, que lleva a cabo la tarea de mantenimiento. De este modo, los voluntarios consideran "indigno" el trato recibido por este cambio.

La raíz del problema, en palabras de las afectados, "está en las formas y no en la decisión", pues ésta se les comunicó a través del rector del templo, Diego Pérez Ojeda. "No nos dieron ninguna explicación, después de tres años de trabajo para que los devotos de las imágenes tuviesen la iglesia limpia", comentó como portavoz de los voluntarios Consolación Cotrino.

 

En relación a esta cuestión, el responsable del templo precisó que la idea de contratar una empresa fue una propuesta de las hermandades con sede en el santuario: la Virgen de Consolación y los Muchachos de Consolación. "Me parece una lástima contratar a una empresa pudiendo ahorrar ese dinero, pero así lo decidieron ambas corporaciones y lo único que pido es que colaboren con el sostenimiento de la iglesia, al encontrarse ubicadas en ella", recalcó el rector.

El argumento para tomar esta decisión es que "se trata de una medida para velar por la seguridad de los voluntarios, que no están asegurados, según me dijo el hermano mayor de Consolación, Manuel Ruiz Blanco", agregó el párroco.

En todo caso, los voluntarios se muestran disconformes y su portavoz fue clara al respecto:"Es extraño que contraten a una empresa si una cofradía busca ahorrar dinero, y nosotros lo hacemos de forma desinteresada". Su opinión va más allá, al asegurar:"Nosotras hemos tenido que poner incluso el material y los productos de limpieza de nuestro bolsillo, porque hasta la lejía la tenían guardada". En la misma línea, criticó que desde que se contrató el servicio no haya ido todavía "nadie a limpiar", y ya la gente les está diciendo "que el santuario está más dejado que nunca".

Lo que no entienden es por qué, después de tres años subiéndose a escaleras y andamios y limpiando grandes cuadros y lámparas, no es hasta ahora cuando su seguridad parece ser un asunto clave para imponer este modelo.

La labor de estos voluntarios iba más allá del cuidado del templo, ya que, entre otras cosas, recaudaron fondos para proyectos como la ráfaga y el manto de la Virgen de Consolación antes del año jubilar celebrado en 2007 y actualmente para el arreglo del suelo del templo.

En relación a esta polémica, el mayordomo de los Muchachos de Consolación, Alberto Leal, explica que "el problema está en la desinformación y en que el párroco no contó las cosas como son". En esta línea, se explicó:"Siempre nos ha recriminado que no colaboramos, y lo que ahora hemos hecho es facilitar la ayuda económica que se nos ha pedido".

Mientras, el hermano mayor de Consolación declinó por su parte hacer declaraciones al respecto por el momento, a la espera de que la corporación que lidera celebre una junta de gobierno para decidir sobre un posible pronunciamiento en relación a un tema que está dando mucho que hablar en esta ciudad del Bajo Guadalquivir.

  • 1