Polémico Halloween en Valencina

Dos policías de la localidad han sido expedientados por incidencias en un informe de una fiesta en la que estaba el alcalde.

el 03 nov 2014 / 18:00 h.

El Ayuntamiento de Valencina de la Concepción (Sevilla), gobernado por Antonio Manuel Suárez (PSOE), tramita actualmente un expediente disciplinario contra dos agentes de la Policía Local. Según concejales de las fuerzas de oposición, el expediente deriva de una supuesta omisión en el protocolo administrativo en un informe elaborado sobre unas quejas vecinales por una fiesta de la que habría tomado parte el propio alcalde. Según la documentación recogida por Europa Press, el alcalde, a través de una resolución de Alcaldía fechada el 17 de julio de 2014, decidió emprender un "expediente disciplinario por posible infracción del régimen disciplinario a los policías locales" F.D.E. y F.M.B., toda vez que el pleno ordinario de ese mes debatió y aprobó la "abstención" del alcalde "en los actos" del referido expediente disciplinario. Y es que, como han explicado a Europa Press los concejales Francisco Arellano (IU-CA) y Nuria Jiménez (PP), todo deriva de una fiesta celebrada en las zonas comunes de una urbanización del municipio, celebración que habría motivado que algunos vecinos del entorno elevasen quejas a la Policía Local a cuenta de las molestias por el volumen de la música. Cuando los agentes se personaron en el lugar de la celebración, según los concejales, junto al responsable de la fiesta estaría el propio alcalde, quien habría manifestado a los policías locales que él se haría "cargo" de la situación, tras lo cual los funcionarios se habrían marchado. Pero pese a ello, habría mediado una nueva queja de los vecinos del entorno al continuar las molestias. Cuando la Policía Local regresó al lugar de la celebración, el recinto estaba ya cerrado, según los concejales. El expediente disciplinario, no obstante, deriva de que el informe redactado sobre esta incidencia habría sido elevado directamente a la Delegación del Gobierno, sin que previamente hubiese sido supervisado por el concejal responsable de seguridad ciudadana. "Les expedientan por saltarse el protocolo", dice Nuria Jiménez.

  • 1