martes, 11 diciembre 2018
10:26
, última actualización

Policías de Brenes protestan por el impago de sus nóminas

Casi la totalidad de la plantilla escenifica un día de playa ante el Consistorio. El alcalde en funciones califica la queja de «desmedida», ya que solo son 12 días de retraso, «algo que pasa todos los años y es normal en agosto».

Protesta de los policías en la Plaza del Ayuntamiento de Brenes este martes. / El Correo Protesta de los policías en la Plaza del Ayuntamiento de Brenes este martes. / El Correo La plantilla de la Policía Local de Brenes realizó ayer una original protesta frente al edificio del Ayuntamiento de la localidad. El motivo es el «impago de la nómina de agosto y de la paga extra de julio», según apuntó uno de los portavoces del grupo, «y del suplemento por las horas que se deben y que asciende a 300.000 euros», acumulada desde la legislatura anterior. Diez de los 12 agentes del plantel se sentaron a las puertas de la casa consistorial ataviados con sombrillas, hamacas plegables y todo lo necesario para pasar un día de playa. Desde las 11.30 y hasta pasadas las 13 horas estuvieron «en reunión», ya que no se puede considerar manifestación «al no haber solicitado los permisos necesarios», apuntó el portavoz. Junto a ellos colgaron una pancarta que rezaba «Alcalde, ésta es la playa de tus trabajadores». Varios vecinos se acercaron, «algunos mostrando su apoyo», dado lo llamativo del acto que estaban llevando a cabo. Los agentes llegaron incluso a bañarse en la fuente de la plaza Primero de Mayo, la principal del municipio ribereño, lo que ha causado la indignación del equipo de gobierno. El alcalde en funciones, Manuel Palma, calificó la queja de «desmedida» ya que «solo son 12 días de retraso, algo que pasa todos los años y es normal en agosto». Palma aseguró también que el resto de los trabajadores del ayuntamiento, incluidos los concejales y el alcalde, tampoco han cobrado «y nadie ha protestado». Respecto a la deuda, que para los policías es consecuencia de «una mala gestión del equipo de gobierno (PSOE)», el regidor en funciones afirma deberse a que «todos los días llegan sentencias de la anterior legislatura (UPAN), a las que no se da abasto a pagar». El último de los acuerdos a los que llegaron ambas partes consiste en ir liquidando la deuda con aportaciones a la nómina. No obstante, en los últimos meses no se han producido este abono por lo que los agentes aseguran que «el Ayuntamiento no cumple con las negociaciones». Los atrasos suponen cuantías de 18.000 euros a 24.000 euros a los agentes y se corresponden con servicios especiales de feria, Semana Santa, Navidad, la romería de San Sebastián, amén de los festivos del año. Además, los policías reclaman que a Brenes le corresponden 18 plazas en lugar de 12, «tal y como está aprobado en el presupuesto y por las que el Ayuntamiento cobra dinero». Según el portavoz, «hay servicios que se realizan con una persona sola, lo que es peligroso» sin que desde el ayuntamiento «se haga nada». En este sentido, Palma asegura que «es imposible hacer frente a eso cuando cinco policías están de baja, lo que cuesta al municipio 290 euros por turno y persona para llenar ese hueco». Otra de las acusaciones de los agentes hacia la gestión municipal es que afirman saber «por otros compañeros» que «otros ayuntamientos han abonado las horas de los servicios especiales» y que ellos no han percibido. La solución a este conflicto podría estar «en un crédito que está en estudio», en palabras de Palma, «pero que seguramente en las próximas semanas venga aprobado». En ese caso, se retomarían los pagos prorrateados de la deuda así como el pago de las nóminas con normalidad.  

  • 1