Cultura

Ponce triunfa en la primera de Olivenza

Enrique Ponce y Antonio Ferrera cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros de la corrida de toros que se celebró en Olivenza y que fue la que ha dado por inaugurada la temporada taurina. El ganado, de Garcigrande, condicionó el festejo por su falta de casta.

el 15 sep 2009 / 00:57 h.

Enrique Ponce y Antonio Ferrera cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros de la corrida de toros que se celebró en Olivenza y que fue la que ha dado por inaugurada la temporada taurina. El ganado, de Garcigrande, condicionó el festejo por su falta de casta, a excepción del quinto y del cuarto, un gran toro premiado con la vuelta al ruedo.

Ponce, según informa el portal Burladero.com, protagonizó una faena de más a más al cuarto, un toro con clase y calidad. Al inicio de la faena fue metiendo poco a poco al animal, para después crear tandas templadas y largas, llevando atado y tapado al burel. Al final, se llegó a pedir el indulto por una minoría del público, que se quedó en una vuelta al ruedo. En primer lugar se encontró con un toro soso que se apagó pronto. A pesar de todo, el de Chiva estuvo elegante en el trazo, pero sin llegar al tendido.

Ferrera firmó momentos de vibración al inicio de la faena de muleta de su primero. Pero el toro no tuvo continuidad y terminó apagado. Al final de faena volvió la emoción debido al arrimón final. En el quinto destacó en banderillas y realizó una faena reposada y templada, fundamentada en el pitón derecho del toro.

Por su parte, el francés Sebastián Castella saludó una ovación después de realizar una faena correcta al flojo tercero, un animal protestado. La faena, con el público a la contra por la condición del toro, no tuvo emoción. El sexto, un toro brutote al que le costó descolgar, tampoco permitió el lucimiento del de Beziers.

  • 1