Local

Ponga un robot doméstico en su vida

¿Se imagina un robot asistente que le atienda como si fuese su secretario pero, ya puestos, pasa la aspiradora e incluso entretiene al personal con su karaoke? Pues ya existe y se vende (FOTO: FERNANDO MEXÍA/EFE).

el 14 sep 2009 / 20:52 h.

TAGS:

¿Se imagina un robot asistente que le atienda como si fuese su secretario pero, ya puestos, pasa la aspiradora e incluso entretiene al personal con su karaoke? Lo mejor de todo es que no hay que imaginárselo: existe, se vende y es, junto a otros que hacen las cosas más peregrinas, una de las estrellas de la feria de robots de Tokio.

La capital japonesa acoge estos días la feria de robótica más importante del mundo, que cuenta con la presencia de 199 empresas y 66 organizaciones de todo el mundo, aunque las estrellas son un elenco de humanoides preparados para echar una mano en el hogar, trabajar como guías en un museo o ser conejillos de indias para dentistas inexpertos. Si bien la precisión, la rapidez y la coordinación de los brazos articulados se disputaron la atención del público interesado en la producción en masa, con demostraciones que fueron desde el ensamblaje de vehículos a tareas de repostería, los robots del sector servicios acapararon a mayor número de curiosos.

Una de las estrellas es un humanoide con aspecto de mujer cuya principal habilidad es imitar el comportamiento de un paciente en la camilla del dentista. Este prototipo llamado Simroid, valorado casi en un millón de dólares (676.000 euros), podría confundirse con un ser humano porque gesticula, se mueve y reacciona a las atenciones del odontólogo. Una versión diferente de humanoide para entrenamientos es el bebé My Baby, un muñeco inteligente que bien podría confundirse con un juguete, pero que está destinado a educar a futuros padres sobre cómo tratar a los recién nacidos.

También son guías.

Otra de las apuestas son los robots guía, que van desde el asistente del hogar hasta el modelo recepcionista, en sus variantes con o sin pantalla, o que incluso responden de viva a voz a las preguntas. Es el caso del revolucionario iRobi, de la empresa surcoreana Yujin Robot, creado para resolver sencillas dudas de su propietario como una receta de cocina o tareas de organización como la agenda de actividades del día.

"Te puede despertar por la mañana y te informa de tus planes para la jornada. Este año lo hemos lanzado en Corea con éxito y el año que viene tenemos previsto introducirlo en EEUU y Europa", señaló Kim Young-jae, director de la división de limpieza de la compañía.

Entre otras funciones de iRobi está la de aspirador y la de entretenimiento, con karaoke incorporado.

La feria también ha tenido su espacio para los récords. Por ejemplo, i-Sobot el humanoide más pequeño del mundo según el libro Guinness, de tan sólo 165 milímetros de altura, capaz de bailar y simular que toca la guitarra, destinado al sector juguetero.

Por su parte, las empresas japonesas Seisan Gijutsu y Kawasaki crearon un prototipo capaz de desenmarañar el famoso cubo de Rubik con sus RC-2 y Cube-chan. RC-2 reta a los asistentes a mezclar los colores del cubo todo lo posible para posteriormente resolver el enredo sin fallos en menos de 80 segundos.

  • 1