Local

Pónme una rubia y muy fresquita

Tres hermanos ofrecen la mejor gastronomía y ambiente andaluz de corte innovador.

el 29 sep 2010 / 18:01 h.

TAGS:

Los propietarios confían en el éxito del negocio.

Si se dice rubia en Andalucía, la imagen mental que viene a la cabeza no es precisamente la de una preciosa chica. Es una imagen muy distinta. La de un vaso, helado, con gotas frías que caen por su perfil y que refresca el gaznate como pocas. Con ese nombre, que tanto gusta por el sur, han jugado cuatro jóvenes hermanos de Gines para dar nombre a su cervecería. Rubia y fresquita acaba de abrir sus puertas y promete a sus clientes la mejor gastronomía 100% andaluza en un espacio moderno, pero que evoca a Andalucía por los cuatro costados.

Desde temprano los fogones de Rubén Rodríguez están funcionando, dando forma a la carta que entre estos hermanos y él diseñaron. “Nosotros le dijimos el estilo de cocina que queríamos y después de mucho hablar, le pedimos que hiciera lo que había entendido”, explica David, uno de los dueños del bar. De esa lista, el 90% de los platos están actualmente en la carta. Una lista muy elaborada y con productos de aquí. Hasta nueve familias de comidas pueden degustarse en sus mesas.

Confían especialmente en la brocheta de solomillo, que va en espada y que “es muy vistosa”, añade el dueño. Esos platos de casa, que nos hacen las abuelas o nuestras madres, también tienen aquí su lugar. “Nos hemos metido en una parcela más tradicional con nuestra carrillá, nuestro menudo,... el guisoteo”, cuenta.

El cocinero pela los langostinos mientras explica una de los platos que cree que también tendrá éxito. La ensalada de melón con jamón, langostinos y una ligera salsa de jugo de melón y mahonesa. Todos los platos de siempre los presentan con un toque vanguardista pero “respetando lo tradicional”, asegura.

No sólo conquistan por el paladar, también por la vista. Ocho grandes cuadros con las imágenes más significativas de las ocho provincias decoran el local. “También vamos a poner cuadros con fotografías de andaluces ilustres como Picasso, toreros, cantantes y todos aquellos andaluces significativos en nuestro país”, explica David. La cerámica artística trianera se fusiona con un espacio moderno que no deja de ser acogedor.

Un minucioso estudio de mercado realizado durante año y medio y una cuidada elección del personal están detrás de Rubia y fresquita. Confiesan que han sido muy selectivos con los trabajadores, cuatro en cocina y cinco en el local. Han buscado en ellos conocimientos específicos, tanto vinícolas (tienen un rincón dedicado a vinos de calidad, sobre todo de Sanlúcar de Barrameda y Huelva) como en otros aspectos como el corte del jamón.

De manera ineludible, el Rocío también está presente en uno de sus rincones, que será decorado con una tira de 14 imágenes que reflejan el inigualable amanecer en las marismas.

  • 1