Deportes

Por Dios, que nadie toque a este Betis...

Sensacional demostración del Betis de Mel, que, definitivamente, demarra del grupo de cabeza y va marcando diferencias: el tercero, Rayo Vallecano, ya viaja a cinco puntos del Betis, que ha arrancado un sensacional ‘rush’ justo cuando el calendario se le empinaba. Ahora, si sólo fuera posible que no se tocara lo que está haciendo este equipo...

el 31 oct 2010 / 20:31 h.

Con cuatro puntos de ventaja sobre el segundo, Celta, y siete sobre el cuarto, Valladolid, viento en popa a toda vela, el crucero verdiblanco que gobierna Pepe Mel no corta el mar, sino vuela por ese Mar Tenebroso: la Liga Adelante. Se veían venir con recelo las citas con Salamanca, Rayo y Celta (...), por todo lo que significaban, significan: una encrucijada, un cruce de caminos que iba a definir la entereza del grupo verdiblanco y el trabajo de Mel y Paredes.

La respuesta del grupo deportivo verdiblanco ha excedido, hasta el momento, las mejores previsiones: en los dos primeros peldaños de ese paso por las Horcas Caudinas de la categoría, el equipo se ha apuntado los seis puntos en juego, con un demoledor favor-contra: 7-0. Salamanca y Rayo se han quedado en las rampas, mientras el Betis demarra con muchos cientos de vatios y pedalea con un ritmo insostenible para todos: 25 puntos sobre 30 posibles, con los únicos errores de Albacete y Las Palmas. Todo, bajo un volcán institucional que despide ríos de lava, con los ingresos y pagos sumidos en la bruma de la Ley Concursal, con la afición fracturada y la jerarquía social (?) en bronca permanente. ¿Cuáles los siguientes pasos, qué cabe esperar...?

En esta situación, lo único sólido (por lo visto) es el equipo: Mel y su gente. El 14 de diciembre llegará, por la fuerza de las cosas, la Junta de Accionistas, pero el acta siempre tendrá un asterisco: irá condicionada a la decisión de la Audiencia sobre el auto de la jueza Alaya y las medidas cautelares. El silogismo es claro: si la Audiencia devuelve a Lopera, antes o después, el poder de decisión sobre las acciones (la propiedad no cabe tocarla, según dijo la misma Audiencia)... las decisiones de esa Junta de Accionistas pueden ser papel mojado en el eventual auto de la Audiencia. Mientras unos y otros siguen en la bronca permanente, el equipo gana, demarra, navega: por Dios, que nadie lo toque... 

  • 1