Local

Por fin un poco de suerte

Y es que la diosa fortuna también cuenta en el deporte, y parece que al Sevilla, por fin, le vuelve a hacer un guiño. Suerte tuvo el domingo, al convertir el primer gol en el descuento (y con 10). Suerte en el mal bote que le dio el balón a Sinamá en una jugada que hubiese significado el empate, sin duda.

el 14 sep 2009 / 23:48 h.

Y es que la diosa fortuna también cuenta en el deporte, y parece que al Sevilla, por fin, le vuelve a hacer un guiño. Suerte tuvo el domingo, al convertir el primer gol en el descuento (y con 10). Suerte en el mal bote que le dio el balón a Sinamá en una jugada que hubiese significado el empate, sin duda. O en lo mal que tiró Guerrero con la portería para él. O en su lesión, que dejó al Recre con uno menos.

Suerte tuvo el lunes, con el tercer gol de Camerún a Túnez en la prorroga de los cuartos de la Copa África, lo que permite que Eto'o siga en Ghana y no venga con el Barça hoy. También tuvo suerte el martes, cuando, inusitadamente, le retiraron la tarjeta a Alves, lo que permite que el sustento del Sevilla pueda jugar hoy. Suerte que la lesión que Kanouté traía no le va a impedir jugar, y, por lo que le hemos escuchado, ganas no le faltan. Suerte para Jiménez, que va a poder contar, por fin, con la pareja de ataque, en mi opinión, mejor de la liga, y con Keita, el mediocentro imprescindible.

Suerte para el Sevilla, al que le viene el Barcelona cuando parece que remonta (al menos en resultados) y recupera ausencias. Ya sólo falta que aparezca el juego y la calidad. El otro día en Huelva el juego volvió a ser ramplón y soso en la primera parte. En la segunda, y con diez, el Sevilla jugó mejor. Intuyo que lo que les hizo cambiar fue el gol: a este grupo le falta confianza. Suerte que hizo el gol. Si no? ¿recuerdan Almería o Villarreal? Así que suerte que parece que vuelve la confianza. Que el equipo se dedique hoy a jugar como sabe, que de los rebotes, los palos y los fallos del rival ya se encarga la suerte.

  • 1