Local

Por la facturación transparente de la electricidad

Una resolución de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía obligará a la compañía Endesa a facturar de nuevo a sus clientes lo consumido en los meses de diciembre y de enero. Dicho así, cualquier diría que se trata de una decisión importante pero poco más.

el 15 sep 2009 / 22:50 h.

Una resolución de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía obligará a la compañía Endesa a facturar de nuevo a sus clientes lo consumido en los meses de diciembre y de enero. Dicho así, cualquier diría que se trata de una decisión importante pero poco más. Pero si se piensa que sólo en Andalucía hay cuatro millones de clientes afectados y que de esta directriz se puede interpretar que a algunos ellos se les cobró de más en el recibo de la luz, la decisión cobra aún más valor. En cualquiera de los casos, la instrucción tomada por la Administración autonómica da respuesta al aluvión de quejas presentadas por las últimas facturas de la compañía eléctrica, que entre otras cosas ha servido para que muchos se hayan parado más de lo normal a desglosar los conceptos de la factura. La pregunta que se hacen tantos andaluces desde que empezaron a recibir los importes es obvia: ¿porqué se ha producido este desajuste en las facturas de la luz que tantos problemas y desconfianzas ha generado? Pues bien, tiene que ver con el nuevo fraccionamiento de los recibos (pasa de bimensual a mensual) y con el complejísimo sistema utilizado por Endesa para calcular lo consumido en los meses de diciembre y enero. Lo gastado en diciembre se cobró en función de una lectura estimada a la baja y lo consumido al mes siguiente se hizo ya con lectura real de los contadores, sumándole lo que aún no se había cobrado del mes anterior y, además, aplicándole al dinero de diciembre de 2008 la subida dictada para 2009. No es cuestión de entrar aquí en la legalidad o no de la medida, que es algo que dilucidará en su momento la Comisión Nacional de la Energía, pero lo que resulta meridianamente claro es que el sistema dista mucho de ser transparente y que necesita de demasiadas explicaciones para su comprensión. Endesa debe cobrar lo que sea legítimo, pero también debe saber explicarlo para no alimentar tantas suspicacias.

  • 1