Local

¿Por qué es vital Copenhague?

La cita danesa tendrá que dar respuesta a las altas temperaturas o el deshielo.

el 28 nov 2009 / 20:35 h.

TAGS:


La Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU en Copenhague está considerada un gran reto para forjar una respuesta global a la amenaza del calentamiento global causado por las actividades humanas.
Delegados de más de 190 países, científicos y ONG de diverso signo tratarán del 7 al 18 de diciembre los siguientes aspectos:

¿COPENHAGUE SUSTITUIRÁ A KIOTO?
Los resultados obtenidos en Copenhague sucederán al Protocolo de Kioto de 1997, que expira en 2012, y que establece objetivos vinculantes: 37 países industrializados, junto con la Unión Europea (UE), se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un promedio del 5% respecto a 1990. La UE debe reducir sus emisiones en un 8% frente a 1990. Los objetivos son aplicables de 2008 a 2012 y se aplica a las emisiones de seis gases: dióxido de carbono (CO2), metano, óxido nitroso y tres gases industriales: hexafluoruro de azufre, hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC).

AUMENTO DE LA TEMPERATURA
Algunas observaciones recientes muestran que las sociedades y los ecosistemas son muy vulnerables, incluso a niveles moderados de calentamiento, y que están particularmente en riesgo las naciones menos desarrolladas y la biodiversidad. Para la humanidad será difícil soportar aumentos de temperatura por encima de los dos centígrados sobre el nivel preindustrial. Es probable que esto cause grandes trastornos sociales y medioambientales.

EL DESHIELO
El incremento del deshielo de los casquetes polares contribuye al aumento del nivel del mar. Las observaciones del área de deshielo del casquete glaciar de Groenlandia muestran un aumento del 50% entre 1979 y 2008. Bangladesh y las islas del Pacífico, Maldivas y Tuvalu son naciones muy expuestas.

EL CARBONO EN LA ATMÓSFERA
El ciclo global del carbono está en un fuerte desequilibrio a causa de la entrada de CO2 en la atmósfera por los combustibles fósiles y el cambio en el uso del suelo por las actividades humanas. En la actualidad, los combustibles fósiles representan cerca del 85% del total de las emisiones. Las emisiones totales han crecido de forma exponencial en cerca de un 2% anual desde 1800. A partir del año 2000 pasaron a crecer en un 3,4% anual, una tasa límite para los científicos.

LA DEFORESTACIÓN
La vegetación absorbe dióxido de carbono de la atmósfera y libera oxígeno con el fenómeno de la fotosíntesis. Los bosques pueden ser grandes aliados en la batalla contra el cambio climático siempre que el hombre comience a plantarlos y deje de destruirlos.

LA ACIDIFICACIÓN
La acidificación del suelo supone un problema cada vez mayor. Este fenómeno desemboca en cambios en la biodiversidad, empobrece el suelo y causa desequilibrios en los organismos de agua dulce. La acidificación de los océanos es otra consecuencia directa de las emisiones de CO2 a la atmósfera; sus consecuencias en los mares están empezando a manifestarse y la única vía para reducir su impacto es recortar las emisiones de forma urgente.

EFECTOS SOCIALES Y ECONÓMICOS
Existen riesgos graves, y cada vez más manifiestos. Diferentes estudios indican que un aumento de dos grados podría provocar una reducción de entre el 5% y el 20% en la producción de cereales en Asia meridional, en el Sudeste asiático y en el África subsahariana, lo que acentuaría de forma muy notable la desnutrición. Las poblaciones más vulnerables (pobres) son los que corren más peligro.En las poblaciones urbanas, un incremento de dos grados aumentaría los casos de mortalidad anual por olas de calor.

OBJETIVOS
Es necesario adoptar una mitigación rápida, sostenida y eficaz para evitar un "cambio climático peligroso". Incentivar medidas que promuevan la eficiencia energética y las tecnologías con bajas emisiones. El objetivo es una estrategia a largo plazo para limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados, el tope para evitar cambios dramáticos en el planeta.

  • 1