Local

Por un cielo más limpio

Científicos de la UPO afrontan el reto de reducir la emisión de CO2.

el 06 ene 2010 / 20:32 h.

TAGS:

Para la industria, liberar CO2 no era hasta, hace poco, un problema, pero desde que se aprobaron las nuevas medidas de reducción de las emisiones de gases puede resultar de lo más caro, por lo que ha llegado la hora de poner en práctica soluciones tecnológicas.

Un grupo de científicos de la Pablo Olavide, dirigidos por la investigadora Sofía Calero se ha puesto manos a la obra con un proyecto de excelencia, financiado con casi 300.000 euros por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, centrado en el diseño de nuevos materiales más efectivos y baratos destinados a servir de filtro para la captura, separación, eliminación y aprovechamiento energético de estos gases.

Y es que, hasta ahora los procesos de captura de CO2 existentes presentaban grandes inconvenientes, como el alto coste y el elevado consumo energético que necesitan para funcionar.

Los investigadores de la UPO proponen un nuevo sistema que combina ventajas económicas y prácticas, ya que se trata de poner un filtro al final de las tuberías: una solución emplazada al final del proceso industrial, lo que implica no tener que realizar grandes reformas.

El reto de este proyecto es obtener materiales altamente selectivos y de bajo precio, que presenten al mismo tiempo gran capacidad de captura y separación de los distintos gases contaminantes.

"Buscamos sobre todo la eficiencia del material, por encima de los costes, aunque sí es verdad que el sistema que proponemos requiere de una instalación muy simple que resultaría más barato", según Calero.

Para ello, se encargan del estudio de los mecanismos moleculares que rigen la adsorción y el transporte de gases de efecto invernadero en nanoestructuras metalorgánicas -MOF- e inorgánicas -Zeolitas-, materiales con gran capacidad de absorción.

Este grupo de científicos de la Universidad Pablo de Olavide también está estudiando qué hacer con el dióxido de carbono más allá del proceso de absorción, para lo que propone nuevas estructuras moleculares que permitan la separación de los gases en compuestos puros y reutilizables o materiales orgánicos que poder licuar para su posterior enterramiento y confinamiento, en definitiva, soluciones viables por un cielo más limpio.

  • 1