Local

Por una mezquita en Sevilla

La comunidad islámica ha mostrado su perplejidad por las continuas trabas que está sufriendo en su legítima aspiración de contar con una mezquita digna en Sevilla. Es paradójico que los musulmanes aún no hayan podido ejecutar su proyecto...

el 15 sep 2009 / 01:53 h.

La comunidad islámica ha mostrado su perplejidad por las continuas trabas que está sufriendo en su legítima aspiración de contar con una mezquita digna en Sevilla. Es paradójico que los musulmanes aún no hayan podido ejecutar su proyecto -que cuenta con todos los requisitos legales e incluso una sentencia judicial a favor-, pese a que solicitaron hace años la edificación de un templo donde poder ejercer su derecho constitucional al culto de la religión que profesan, dotándolo incluso de calidad arquitectónica para dar valor añadido al paisaje local. En el caso de otras confesiones religiosas, las trabas no han existido y todos han recibido de la Gerencia de Urbanismo licencias de obra y beneplácito del entorno residencial y comercial en el que se han instalado. Los musulmanes, que llevan años teniendo que esconder su fe en garajes o locales, tuvieron que desistir del solar de Los Bermejales por la presión vecinal y ahora se enfrentan a la presión del Círculo de Empresarios de Cartuja 93 para que no levanten la torre alminar en el solar usado como banda de aparcamientos de la avenida Carlos III, fuera de las vallas que delimitan el parque tecnológico. Ése es precisamente el argumento utilizado por el Ayuntamiento para justificar la construcción de la mezquita en dicho emplazamiento, si bien la actitud municipal está siendo de tibieza frente al rechazo mostrado por las empresas y la propia dirección del parque tecnológico. El consistorio, no lo olvidemos, es el responsable de la planificación urbanística en la ciudad de acuerdo con el recientemente aprobado Plan General de Ordenación Urbana. El suelo ofrecido es dotacional y permite dichos usos. Quizá sea conveniente que el Gobierno local explique con detalle la situación y no deje a la comunidad islámica en la obligación de tener que defenderse por segunda vez del sonrojante rechazo a una mezquita en la ciudad Sevilla.

  • 1