domingo, 09 diciembre 2018
12:58
, última actualización
Deportes

Por una vez, no les falles

El Betis, que estará arropado por cientos de aficionados, está obligado a ganar y convencer para no alejarse del aecenso directo.

el 19 oct 2014 / 13:15 h.

Jordi_Matilla_SJusta_MG Jordi, Matilla y Molina, en la estación de Santa Justa. Foto: Manuel Gómez O el Betis consigue la victoria en Butarque, o la que se puede armar entorno a un club mediocre que navega a la deriva por las turbias aguas de la Segunda División alcanzaría ya unos límites que  superarían a los de cualquier novela de ciencia ficción. Después del enésimo capítulo de surrealismo vivido durante la semana, con las desafortunadas declaraciones de Julio Velázquez y Alexis Trujillo, tras el choque de Copa, la paciencia del bético se ha agotado. Una derrota ante el Leganés debería suponer la salida inmediata del actual inquilino del banquillo –sería lo lógico si el Betis fuera un club serio–, pero también quedaría deteriorada la figura de Alexis y su grupo de trabajo y, por supuesto, la de unos jugadores que deben empezar ya a tirar del carro y no esconderse bajo el foco de atención hacia su entrenador. La imagen del conjunto verdiblanco ante el Lugo fue lamentable, por mucho que Alexis y Velázquez hayan dicho lo contrario –bastante aguantan ya los béticos como para que encima les tomen el pelo desde su propio equipo–, de ahí que la victoria se antoje esencial para tener algo de calma durante la semana, de cara al próximo encuentro en casa ante el Recreativo. La afición va a mirar con lupa el trabajo del preparador vallisoletano y de unos futbolistas que debieron sentir vergüenza, el pasado de miércoles, al ver cómo un canterano, Dani Ceballos, se partía la cara en el campo durante los 120 minutos que duró el litigio. Precisamente, una de las dudas en el once de Velázquez es si el utrerano será de la partida o esperará una oportunidad en el banquillo, debido al desgaste físico en la Copa. Así, Ceballos y Lolo Reyes se disputan un sitio en el centro del campo, pues Matilla y N’Diaye parecen que jugarán desde el inicio. Tampoco está claro quiénes jugarán en las bandas, pues ni Kadir, Pacheco ni Cejudo andan en un buen momento de forma, por lo que Velázquez tiene muchas opciones para definir un ataque en el que sí estará Rubén Castro, en el que está depositada toda la esperanza de una parroquia verdiblanca que sigue viendo un Betis que no juega a nada. Los verdiblancos tendrán delante a un Leganés que aún no conoce la derrota en su feudo. Asier Garitano, entrenador del cuadro pepinero, tienes las dudas de Carlos Gutiérrez, Paco Candela, César Soriano y Luis Ruiz, siendo los dos últimos los que tienen menos opciones de entrar en la lista –se conocerá hoy por la mañana– al arrastrar diferentes dolencias durante toda la semana. El choque ha levantado una gran expectación en la localidad madrileña y se espera que Butarque cuelgue hoy el cartel de no hay billetes, pues también son muchos los béticos que estarán en las gradas animando a su equipo. Éstos, una vez más, no van a fallar. No se puede decir lo mismo de un conjunto heliopolitano que está obligado a sumar los tres puntos. Si no, otra crisis. Y ya van...

  • 1