Deportes

Porrúa denuncia que se ha cortado la comunicación con los administradores

El encargado de la parcela jurídica dentro del trío nombrado por la juez Mercedes Alaya denuncia que se hayan tomado represalias contra ellos por parte del club.

el 14 oct 2010 / 20:32 h.

Rafael Gordillo y Juan Manuel Gómez Porrúa, en el estadio.

Jaime Rodríguez Sacristán cumple hoy dos semanas como presidente verdiblanco y, en su corto mandato, ya ha tenido tiempo para romper las relaciones con los administradores judiciales de las acciones de Farusa. Así lo denunció ayer en Canal Sur Radio Juan Manuel Gómez Porrúa, el encargado de la parcela jurídica dentro del trío nombrado por la juez Mercedes Alaya.

"Mientras se mantuvo en la presidencia el señor León teníamos una vía directa con él. Ahora no es así", concretó el jurista, que pasó a narrar la sucesión de los últimos hechos acaecidos. "La última reunión que tuvimos fue el 16 de septiembre, en la que quedó pendiente alguna documentación por entregarnos. El 4 de octubre llamé al Real Betis Balompié y contacté con el gerente Antonio González Flores, al día siguiente recibí una llamada suya en la que se me dijo que el señor Rodríguez Sacristán no podía reunirse con nosotros. Le dije que, en cualquier caso, si quería reunirse con nosotros estábamos dispuestos, pero que si la documentación estaba ya, lo único que queríamos era retirarla. Se nos dijo que para esta semana se nos llamaría y, curiosamente, ayer -el miércoles para el lector- recibí una llamada del gerente en la que me decía que, siguiendo instrucciones del nuevo presidente, la reunión prevista para esta semana quedaba suspendida hasta que el consejo decidiera qué medidas tomar como consecuencia de unas manifestaciones que yo había realizado", contó Gómez Porrúa.

Al parecer, el detonante de esta reacción de Sacristán tiene que ver con unas declaraciones en las que los administradores anunciaban que se podrían pedir responsabilidades a los consejeros actuales por una declaración de concurso de acreedores lesiva. En este sentido, el presidente ya declaró el pasado lunes en la Cope que quería hablar seriamente con Porrúa. "A partir de ahora me lo voy a tomar con este señor mucho más en serio", espetó.

En este sentido, Porrúa valoró la actitud actual del consejo hacia la administración judicial. "La jueza, a través de nuestros informes está al corriente de todo. Es triste que, en esta situación, la actitud del consejo sea la de enrocarse en sus posiciones y que actúe de esta manera con la intención un tanto infantil de que, diciéndonos estas cosas, nos amedrenten. Al menos no permitiendo vías de colaboración y de comunicación que considero importantes y que, por nuestra parte, siempre van a estar abiertas", aseguró.

EL REFERENDUM. Sobre el cambio de nombre del estadio, Porrúa opina que es una medida sin "ninguna legitimidad". "Que este consejo ponga en marcha este procedimiento, que además lo haga mediante un referéndum que no cumple las mínimas garantías, es una medida con un efecto muy sencillo, que es ponernos una zancadilla a los administradores y una cortina de humo para tapar otros temas que estaban sucediendo. Es una medida gratuita, ya que tiene que ser ratificada en una junta general, y saben que si no es con nuestro voto afirmativo no se podrá aceptar ningún tipo de acuerdo", concretó.

  • 1