Deportes

Portavoces y abonos, a escena en el Betis

Portavoces y abonos. Así se puede llamar la película que se vivió ayer en el convulso panorama institucional del Real Betis. Si la plataforma Heliópolis dio a conocer a su voz cantante, Ignacio Ayuso, el club contragolpeó con el anuncio de un nuevo consejero como portavoz de un consejo que no se reúne, José María Blanco.

el 16 sep 2009 / 04:32 h.

Portavoces y abonos. Así se puede llamar la película que se vivió ayer en el convulso panorama institucional del Real Betis. Si la plataforma Heliópolis dio a conocer a su voz cantante, Ignacio Ayuso, el club contragolpeó con el anuncio de un nuevo consejero como portavoz de un consejo que no se reúne, José María Blanco.

Y todo ello adobado con la polémica de los precios de los abonos de cara a la próxima temporada. El pastel comenzó a moldearse desde primera hora de la mañana, cuando Ignacio Ayuso, de profesión arquitecto y como vocación el servicio al Betis, según sus palabras, saltó a la palestra en todas las radios para confirmar que será el portavoz de la fundación Heliópolis. Además, Ayuso esbozó dos ideas claras en torno al farragoso asunto de la compra de las acciones a Lopera. Primero, que no será el propio Lopera el que marque las pautas a seguir en la compra de su paquete mayoritario. Segundo, que esta compra no será inmediata, ya que para hacerse con la gestión del club hay que saber qué es lo que se compra. ¿Noticias? Seguramente a principios del próximo mes.

Y luego apareció José María Blanco. Después de afirmar que el Betis está en las mejores manos posibles, resulta que uno de los propósitos que vende es el trabajo en equipo en el consejo bético, consejo que no se ha reunido desde el descenso y que nada sabía (a excepción del presidente Pepe León) de su elección como nuevo portavoz del Betis. Trabajo en equipo en un club donde todo lo organiza Lopera y cualquier decisión pasa por él. Eso sí, el primer marrón que se tragó este profesor de lengua de instituto y de 54 años fue confirmar que el precio de los abonos no se movería a pesar del descenso.

El Zaragoza, por ejemplo, bajó un 50% sus abonos después del descenso del año pasado y aun así perdió un tercio de los socios. Para el bético, valdrá lo mismo ver al Huesca que al Real Madrid.

Consciente del golpe que supone no bajar el precio de los abonos, Lopera reaccionó ya en la noche de ayer para intentar hacer menos duro el trago a los béticos. Anunció en la web oficial que todos los aficionados que se saquen el carnet esta temporada en Segunda lo tendrán otro año al mismo precio. Tal y como están las cosas, no parece suficiente para convencer al bético, que puede darle la espalda a Lopera y no sacarse el abono. Sería un duro golpe.

  • 1