Economía

Portillo se descalabra en bolsa

El grupo inmobiliario Colonial, que preside el sevillano Luis Portillo, protagonizó el viernes el descalabro más sonado de final de año en la bolsa. Su cotización se precipitó otro 25,4% y acumuló pérdidas del 41,96% en dos días.

el 14 sep 2009 / 22:02 h.

El grupo inmobiliario Colonial, que preside el sevillano Luis Portillo, protagonizó el viernes el descalabro más sonado de final de año en la bolsa. Su cotización se precipitó otro 25,4% y acumuló pérdidas del 41,96% en dos días. El endeudamiento acumulado y la desaceleración del ladrillo se barajan como las posibles causas.

La compañía perdió así la cota de los 2 euros por título en esta última sesión del año y cerró a 1,88 euros por acción, marcando así su precio mínimo histórico desde que se cerró la fusión de Colonial e Inmocaral que dio lugar al grupo.

El cierre de Colonial en bolsa este año supone valorar a la compañía en 1.496,37 millones, un precio nueve veces inferior respecto al de 13.600 millones en que están valorados sus activos, incluida la participación del 15% que tiene Portillo como segundo accionista de FCC, que lidera Esther Koplowitz.

Además del empresario sevillano, que controla un 40,6% del capital, el resto de principales accionistas de la sociedad son la también inmobiliaria Nozar, con un 16,31% del capital; Alicia Koplowitz (8,91%), un grupo de empresarios liderados por Domingo Díaz de Mera y englobados en la sociedad Global Cartera de Valores (7,2%) y el empresario inmobiliario Aurelio González (5,3%).

Fuentes de la dirección de la compañía aseguraron que la caída en bolsa no tiene nada que ver con la situación de la empresa, que "marcha perfectamente bien y no tiene ningún problema con su endeudamiento", por lo que atribuyeron el descenso a algún accionista que está vendiendo sus títulos.

A cierre del pasado septiembre la deuda financiera neta de la compañía se situó en 8.934 millones, importe equivalente al 66,8% del valor de sus activos.

Analistas enmarcaron la caída de Colonial en los ajustes que los gestores de fondos y los inversores realizan en sus carteras ante el fin de año. Según explicaron, dada la actual situación del mercado, no quieren que Colonial y otras empresas del sector figuren en sus balances de cierre de ejercicio. Otros expertos lo atribuyeron a la situación que el sector atraviesa este año. "El sector inmobiliario está para no tocarlo de momento", resumió un analista.

No obstante, fuentes del sector indicaron que tras el descenso de la cotización late la tensión que la empresa y sus principales accionistas tienen por el alto grado de endeudamiento acumulado. Según estas fuentes, los socios del grupo compraron títulos con créditos, con lo que su situación financiera se está complicando.

  • 1