Deportes

Portugal 2 - Turquía 0

Portugal esperaba la aparición estelar de Cristiano Ronaldo para doblegar a Turquía en el debut en la Eurocopa pero fue el madridista Pepe el que apareció para tumbar (2-0) a los otomanos, que pocos argumentos futbolísticos ofrecieron ayer en el estadio de Ginebra.

el 15 sep 2009 / 06:04 h.

Portugal esperaba la aparición estelar de Cristiano Ronaldo para doblegar a Turquía en el debut en la Eurocopa pero fue el madridista Pepe el que apareció para tumbar (2-0) a los otomanos, que pocos argumentos futbolísticos ofrecieron ayer en el estadio de Ginebra.

Tampoco es que el equipo que dirige el brasileño Luiz Felipe Scolari se exhibiera y tuvo que ser un defensa central como Pepe el que ejerciera de 'matador' para acabar con la resistencia turca. Además, el gol de la sentencia llegó en el tiempo añadido a través de Raúl Meireles, que tan sólo llevaba unos segundos en el campo.

El partido empezó con un mayor dominio portugués y con precauciones por parte del equipo de Fatih Terim ante la teórica peligrosidad del tridente formado por Cristiano Ronaldo, Simao Sabrosa y Nuno Gomes.

Sin embargo, el mayor dominio territorial de Portugal no se tradujo en un peligro serio para la meta defendida por Volkan, si bien el madridista Pepe marcó de cabeza, pero su tanto fue invalidado por fuera de juego.

Las fuerzas se equilibraron en el centro del campo, donde Moutinho y Petit se encontraron con más problemas de los esperados, lo que supuso que el partido entrase en una fase de igualdad.

Cristiano Ronaldo estuvo cerca de inaugurar el marcador, pero su lanzamiento directo se encontró con el palo en el minuto 37 de una primera parte pobre de ambos equipos que aún decayó más en la recta final.

Con más fuerza arrancó la segunda parte. A una caída de Nihat en el área portuguesa que fue reclamada como penalti, le siguió un balón al palo de Nuno Gomes en la meta rival que no tuvo consecuencias.

Superado el minuto 60, Cristiano Ronaldo lo intentaba pero su calidad no aparecía para rescatar a su equipo de la mediocridad. Tuvo que ser un central, el madridista Pepe, el que ejerciera de delantero para adelantar a Portugal.

El espigado jugador luso se internó en el área y aprovechó un pase del atacante Nuno Gomes para doblegar a una defensa otomana que poco después vio como el propio Gomes estrellaba el balón en el larguero tras un centro de Ronaldo.

La salida del terreno de juego de Nuno Gomes motivó que Cristiano Ronaldo pasase a ser el delantero centro de su equipo y aunque protagonizó acciones más brillantes que en su anterior demarcación tampoco así brilló como de él se espera.

Sólo en la recta final y cuando se vio con el agua al cuelo, el equipo de Fatih Terim intentó asediar la portería de Ricardo Pereira pero sin fortuna alguna en los metros finales.

Portugal, con el control del centro del campo, certificó el triunfo que encarrila su trayectoria en el Grupo A con un segundo gol en el tiempo añadido.

  • 1