Deportes

Portugueses y checos cumplen los pronósticos

El equipo de Scolari, uno de los grandes candidatos al título, ganó 2-0 a Turquía en la victoria más amplia del primer día de competición. La República Checa, mientras, tumbó a la anfitriona Suiza. Hoy entra en escena otra de las favoritas, Alemania, que se mide con Polonia. Austria se las ve con Croacia.

el 15 sep 2009 / 06:04 h.

Sverkos, el suplente de Koller, obtuvo el máximo premio de la República Checa ante Suiza. Y lo logró después de un duelo dominado por los helvéticos, que sucumbieron tras encajar el gol en el único disparo de los checos.

Los checos, con un fútbol aseado y un golpe de buena fortuna, tuvieron suficiente para acabar con el animoso equipo local que, sin excesivos alardes, llevó el peso del partido y tuvo las mejores ocasiones, como un remate al palo en el minuto 89 de Vonlanthen. De los checos, lo único destacable fue su defensa. Todos sus zagueros demostraron oficio.

Y de la joven guardia suiza las noticias llegaron del buen Barnetta. El del Bayer Leverkusen fue quien surtió de balones a Frei. El capitán de los suizos llegó a rematar hasta en tres ocasiones, en las que Cech evitó que Suiza marcara.

Además, los anfitriones vieron como su mejor jugador en el primer tiempo, el capitán Alexander Frei, tuvo que retirarse después de una acción con Zdenek Grygera. El ataque de los del veterano Kuhn se resintió en exceso. La República Checa debe haber sobrepasado el umbral entre los buenos y los grandes equipos después de lo visto ayer.

Los buenos equipos pueden o no ganar, los grandes equipos tienen suficiente con poco para llevarse el triunfo, y el equipo checo, semifinalista en la última Eurocopa y el mejor en la fase de clasificación, aprovechó la ocasión que le brindó Suiza.

Portugal 2 -Turquía 0 . Un gol del central del Real Madrid Pepe y una contra culminada por Meireles premió el mejor fútbol de una Portugal con más ambición, que derrotó, por 2-0, a Turquía en el partido de la primera jornada de la Eurocopa de fútbol, disputado en el Estadio Ginebra, y le permite liderar el grupo A por su mejor coeficiente goleador respecto a la República Checa.

Portugal, la subcampeona continental de negro recuerdo para España en la anterior edición, tuvo un arranque con muchas más luces que sombras. Con una plantilla llena de talento -Cristiano Ronaldo, Deco, Simao, Nuno Gomes-, el equipo de Luiz Felipe Scolari se confirmó como uno de los candidatos al título si le aguanta el físico.

A pesar de que todos los focos estaban puestos en el delantero del Manchester United Cristiano Ronaldo, a quien le buscan toda suerte de familiares para que digan aquello de 'Cristiano quiere jugar en el Real Madrid', fue, sin embargo, el atlético Simao el que llevó el mayor peligro por la banda izquierda en la primera parte.

  • 1