domingo, 18 noviembre 2018
12:43
, última actualización
Deportes

Pozuelo: "No por cobrar más voy a ser otra persona"

El canterano no se inmuta por su mejoría de sueldo ni el aumento de su cláusula ni su paso al primer equipo a partir del 30 de junio.

el 13 feb 2012 / 22:53 h.

Pozuelo, entre Iturraspe e Iraola.
Alejandro Pozuelo ya ha jugado los partidos que le exigía el contrato firmado el pasado verano para garantizarse un dorsal y una ficha del primer equipo del Betis a partir del próximo 30 de junio. Eran diez partidos y el canterano, imprescindible ahora para Pepe Mel, suma ya doce, siete de ellos como titular. Así pues, en la temporada 2012-13 abandonará el número 35 y su sueldo se corresponderá con el de un profesional, igual que ocurre con su cláusula. Pero el dinero no lo es todo, así que las condiciones económicas no modificarán las condiciones personales de este chaval que en el último año ha experimentado un cambio brutal. De hecho, la respuesta que dio ayer cuando se le preguntó por su renovación difícilmente habría sido la misma en el verano de 2010, por madura y reflexiva.

"Personalmente no cambia nada. Si acaso, sólo cambiará lo futbolístico. Pero no va a cambiar nada por tener un sueldo mayor o contrato con el primer equipo. Seguiré siendo el mismo. Yo tengo mi rutina, me gusta estar con mis amigos, con mi familia, con mi novia... Y no tengo por qué cambiar esa rutina. Lo que cambia es que ahora vas por la calle y te miran, te piden fotos... Pero tú sabes que debes ser el mismo", indicó.

Pozuelo seguirá siendo "el mismo" como persona, pero como futbolista siente que es otro, distinto y mejor, gracias a Mel. "El míster me está dando muchísima confianza, le estaré agradecido siempre", reconoció el trianero, que además explicó su evolución: "Me gustaría ayudar más al equipo con goles, pero el míster me pide otras cosas, como ayudar en defensa o dar pases. En el filial jugaba en una posición más adelantada y tenía la obligación de meter goles. En el primer equipo tengo otras funciones, pero no me corre prisa".

Curiosamente, el técnico empezó solicitándole lo contrario, que apuntase más a las porterías rivales: "En la pretemporada empecé con esa obsesión por el gol y el míster me pedía que me fijara en Rubén Castro y Jorge Molina", recordó.
El canterano, por cierto, está muy contento con el gol de su compañero Nelson ante el Athletic: "Es uno de los compañeros con que mejor me llevo, que más confianza me da y que más me ha ayudado", explicó.

  • 1