Local

PP e IU vinculan el pacto en el sector público a un gran cambio

La reforma llega al Parlamento entre las críticas de la oposición por abrir el debate sobre un texto "impuesto" que ya está en vigor.

el 09 dic 2010 / 12:40 h.

TAGS:

Los funcionarios volvieron a manifestarse ante el Parlamento.
La reforma del sector público llegó ayer al Parlamento, donde se tramitará como Proyecto de Ley el decreto aprobado en noviembre. El PSOE defendió que con ello "ya no hay decretazo" pero tanto PP como IU hablaron de "paripé" ante el debate sobre un texto en vigor. La convalidación del decreto-ley salió adelante sólo con la mayoría socialista. Pero aunque IU y PP exigieron su derogación para poder negociar desde cero, se avinieron a apoyar la tramitación como Proyecto de Ley del texto existente y a tender su mano para alcanzar acuerdos. Eso sí, a condición de que la Junta acceda a hacer cambios de calado y no "vuelva a cometer el error" de imponer su criterio.

 

La reordenación del sector público prevé eliminar 111 empresas públicas por fusión o absorción en una decena de agencias y se enmarca en el plan de ajuste de la Junta para reducir el déficit. El Gobierno andaluz accedió a llevarla al debate parlamentario tras meses de movilizaciones de los funcionarios, que creen que se vulneran sus derechos y abre la puerta a que 23.000 trabajadores de esos entes accedan a la administración sin oposición, argumentos que comparten PP e IU.

El Gobierno modificó el decreto inicial, de julio, incluyendo cambios pactados con CCOO y UGT, mayoritarios en las empresas públicas pero no entre los funcionarios. Los cambios, recogidos en un nuevo decreto de noviembre, no convencieron al resto de sindicatos y plataformas de funcionarios, quienes continúan con las protestas en la calle que ayer mismo se repitieron ante el Parlamento y en San Telmo, sede de la Junta. Mientras, los tribunales empiezan a pronunciarse sobre los recursos presentados contra el decreto original. El Constitucional ya ha admitido a trámite los de PP y Safja, que también recurrirán el nuevo texto.

En el primer paso para iniciar el debate parlamentario, la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, defendió que todas las comunidades deben reformar su sector público y retiró la apuesta de la Junta por el empleo público frente al modelo de "privatizaciones" y "despidos" que propugnan otras como Galicia, gobernadas por el PP. Justificó que el ahorro se logra por la supresión de 180 altos cargos y sedes y criticó a los sindicatos que "desde el inicio han estado cerrados a la negociación". Aguayo instó a los grupos políticos a aprovechar el debate en la Cámara para definir "claramente por qué modelo de sector público apuestan", un llamamiento en el que insistió el grupo socialista por boca del diputado José Caballos. "En las enmiendas nos encontraremos", dijo, tras criticar la "propaganda" y "demagogia" del PP.

La oposición le reprochó que el debate "llega tarde" y que la Junta busque ahora el acuerdo sobre un texto "impuesto". "Si no están dispuestos a negociar nada no nos traigan a debatir cuando ya están aprobando los Estatutos de las nuevas agencias. Están ustedes haciendo un paripé", le recriminó el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, quien recordó que los socialistas no pueden dar lecciones sobre privatizaciones tras las emprendidas por Zapatero.

Sanz tildó el decreto de "chapuza jurídica" cuyos "visos de inconstitucionalidad" no se corrigen en el segundo texto. "Tiene usted la oportunidad de buscar el consenso, y aquí tiene la mano tendida del PP, no vuelva a cometer el mismo error", apuntó, tras criticar la "soberbia" del Gobierno andaluz.

También desde IU, Diego Valderas, apuntó que "no se debería cometer un segundo error y entrar en un debate de algo que ya está decidido" y reivindicó "negociar sin condiciones". Aunque reconoció que abrir ahora el debate sobre un decreto en vigor "no es el mejor camino", también tendió su mano y llamó "a todo el mundo al diálogo, también a los que no han estado".

Valderas apeló directamente al sindicato mayoritario entre los funcionarios, CSIF, que ayer mismo convocó cadenas humanas de protesta en toda Andalucía. El primer paso del PSOE para acercar posturas se frustró ayer al tener que anular una reunión prevista con CSIF, y la rueda de prensa posterior ya anunciada, porque la convocatoria no llegó a tiempo al sindicato, que se enteró de la reunión por la prensa. Desde CSIF, no obstante, aplaudieron la iniciativa porque estaba en su "hoja de ruta" reunirse con todos los grupos y ya habían contactado con PP e IU.


  • 1