Local

PP, IU y PA piden más ayudas a los municipios en crisis

El Pleno aprobó por unanimidad el reparto de 10 millones para que los consistorios paguen nóminas.

el 09 sep 2011 / 19:50 h.

TAGS:

Imagen de archivo del pleno de organización de la Diputación de Sevilla el pasado 12 de julio.

Lógicamente, ninguna de las cuatro formaciones políticas presentes en el pleno de la Diputación Provincial se iba a oponer a una medida que ofrece liquidez a interés cero a los ayuntamientos. Pero el pleno extraordinario celebrado ayer, lejos de ser una balsa de aceite, sirvió para que los grupos en la oposición PP, IU y PA, reclamaran al ejecutivo provincial que dé más fondos y se muestre "más generoso".

El pleno de la Diputación aprobó por unanimidad las modificaciones presupuestarias necesarias para proceder a la nueva convocatoria del Fondo Extraordinario de Anticipos Reintegrables (FEAR), que supondrá el reparto de diez millones de euros entre todos aquellos ayuntamientos de la provincia que cumplan los requisitos y lo soliciten, con idea de que los pueblos puedan disponer del dinero en los últimos días de septiembre o los primeros de octubre.

El diputado provincial de Hacienda, Manuel González Lora (PSOE), se congratuló de que todos los partidos políticos se mostraran de acuerdo en el "fondo", es decir, en la idea de apoyar económicamente a los ayuntamientos, recordando además que la Diputación ha aportado en concepto de planes extraordinarios de auxilio a los pueblos un total de 122,5 millones durante la pasada legislatura. "Qué otra Diputación en España ha hecho esto", les cuestionó.

"Si esto es limosna, bendita limosna", señaló González Lora, como respuesta al diputado provincial del PA, Alberto Mercado, que abogó por la ampliación del fondo, puesto que "existe remanente de sobra como para inyectar dinero, porque, como se ha planteado, es más una limosna que un balón de oxígeno". El responsable de Hacienda aceptó las críticas y dijo que el fondo es "mejorable", aunque recordó que "en todos lados hay recortes".

Mercado no fue el único en apostar por un incremento de la liquidez del FEAR. El portavoz de IU, Manuel Rodríguez Guillén, recordó la existencia de un remanente de nueve millones de euros con el que la Diputación, a su juicio, podría mostrarse "más generosa".

Por su parte, el diputado provincial del PP José Leocadio Ortega, incidió en que el remanente debería quedar disponible para el número "real" de peticiones de consistorios y destacó que muchos ayuntamientos "aún ponen en orden" la documentación con la que optar al fondo.

Antes de la votación -en la que la diputada provincial del PSOE Beatriz Sánchez, de baja por maternidad, participó por videoconferencia-, el portavoz de gobierno, el socialista Manuel Domínguez, hizo hincapié en que "todo lo que se hace en la Diputación es por y para los municipios" y en que, en la medida de lo posible, el ente ayudará a los pueblos, recordando que la mayoría del dinero aportado ha sido a fondo perdido.

El debate lo cerró el presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, que reivindicó el "sentido de la responsabilidad" con el que está trabajando la Diputación y recalcó que el órgano debe afrontar otros pagos.

El Pleno también aprobó por unanimidad la modificación inicial de los estatutos de la Mancomunidad de Municipios del Aljarafe, con el objetivo de que éstos puedan quedar adaptados a la Ley de Aguas.

  • 1