PP reprocha a Díaz "que se le han terminado las ganas de trabajar por sus ciudadanos"

López ha criticado a la presidenta de la Junta que tiene "medio Gobierno dormido y el otro achicharrado por la corrupción".

el 17 sep 2014 / 19:59 h.

olores López Gabarro y Carlos Rojas en el Pleno del Parlamento del Debate sobre la Comunidad del Estado. / Raúl Caro (EFE) Dolores López Gabarro y Carlos Rojas en el Pleno del Parlamento del Debate sobre el Estado de la Comunidad. / Raúl Caro (EFE) La secretaria general del PP-A, Dolores López Gabarro, reprochó este miércoles a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que se le hayan acabado "las ganas de representar a Andalucía" y trabajar por sus ciudadanos, algo que cree que ha quedado "comprobado" en su discurso en el debate de la Comunidad. "Cuando se acaban las ganas, la política pierde sentido y ésta y la gestión se convierten en corrupción", ha sostenido López, que ha intervenido como portavoz en el debate sobre el estado de la Comunidad. Ha acusado a Díaz de ejercer una presidencia "personalista" y generar "tensiones e inestabilidad" en el gobierno con "pulsos de poder y amenazas de ruptura". "Ha sido la principal pirómana de la estabilidad del bipartito", ha denunciado López, quien ha hecho referencia a la "recurrente amenaza" de adelanto electoral o la crisis por los realojos de la corrala Utopía, a lo que ha añadido: "Usted echó un pulso y lo perdió. Mida sus fuerzas antes de lanzar otro órdago". La popular, que ha admitido que la presidenta "sí ha aprendido bien a suavizar los gestos", la ha comparado con sus antecesores y se ha preguntado si el discurso de este miércoles se lo ha escrito "la misma persona que se lo escribía al señor Chaves". Ha afeado a la presidenta que se haya preocupado "en exceso" por su carrera personal mientras ha desarrollado una "enorme alergia" a rendir cuentas en el Parlamento, donde cree que acude "obligada y con desgana" porque su cabeza "no está en Andalucía". "Sus palabras siguen siendo huecas y vacías", ha agregado López, quien ha acusado a Díaz de subir al estrado a hacer "un marketing que no se adapta para nada a la realidad", por lo que ha dicho que no iba a contribuir a convertir "el debate en un mitin". Ha asegurado que Díaz "no ha dado la talla" y ha argumentado que Andalucía es la comunidad "donde menos ha disminuido el paro", se ha producido una reducción de camas hospitalarias y se ha "despedido a 4.500 interinos y 800 monitores en educación", además de que en dependencia hay "5.000 personas más esperando una prestación". López ha calificado el discurso de la presidenta como una "decepción" y ha criticado que "se ha ocupado tanto de sí misma y de su carrera que no ve ni lo que tiene al lado", que es "medio Gobierno dormido y otro medio achicharrado por la corrupción". Esa "decepción" también la ha tenido en su discurso porque, según ha dicho, no esperaba que la presidenta, "redujera la política de igualdad a una mera propaganda electoral" porque "no hay cosa más mezquina que utilizar a las víctimas de violencia machista para la confrontación", en referencia a las críticas de Díaz a la reducción del 31 por ciento del Gobierno para estas políticas. Ha criticado que la presidenta andaluza "ha pronunciado más veces al Gobierno central que la tierra andaluza" y ha manifestado que ha dejado "entrever" en su discurso que ha "gestionado poco, conoce poco la realidad de Andalucía y tiene muchas ganas de pisar Madrid". Dolores López ha rogado a Díaz que responda a la oferta de pactos del PP y le ha recordado las propuestas que ya anunciaron para la creación de una ley de buen gobierno, de un cuerpo superior de interventores o de medidas para poner fin "conjuntamente" a la corrupción. Ha reclamado que se reduzca la presión fiscal, que se alcancen acuerdos para ejecutar los presupuestos y que se haga una "apuesta clara" en salud, educación y política social, por lo que ha mostrado "la mano tendida" de su partido. Ha reprochado a Díaz que no haya citado "los más de 19.000 millones que le ha dado el Gobierno central" y le ha recordado que el PSOE impuso el actual sistema de financiación. Ha criticado sus políticas en sanidad, educación y empleo, donde "ha presumido de 900 millones para planes de empleo, pero no los ha auditado ni los audita, lo único que sale como resultado es que los ha utilizado para su promoción personal".  

  • 1