Local

PP y PSOE abren ya la batalla en Madrid sin descuidar sus feudos

Populares y socialistas están ya inmersos en la preparación de las elecciones autonómicas y locales de 2011.

el 15 ago 2010 / 20:14 h.

TAGS:

Luis Mariscal en el momento de la cogida.

La cruzada interna por encabezar la lista socialista a la Comunidad de Madrid hace prever una batalla encarnizada entre PSOE y PP por el gobierno de la región en las elecciones autonómicas de 2011, en cuya preparación trabajan ya ambos partidos intentando fortificar sus baluartes.

Pese a que tanto el PSOE como el PP han postergado hasta otoño la proclamación oficial de sus candidatos a los comicios de mayo, la mayor parte de las incógnitas están despejadas y las cartas están sobre la mesa.

La disputa interna en el PSOE por ser el próximo candidato a la Comunidad de Madrid se ha convertido en el culebrón del verano, protagonizado por el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez. Tanto uno como otra quieren medirse con Esperanza Aguirre, aunque habrá que esperar hasta el 3 de octubre para conocer cuál de los dos se batirá el cobre con la actual presidenta de la región, a quien las encuestas de su partido dan de nuevo la mayoría absoluta.

En cambio, la pugna socialista a la Alcaldía de Madrid (parece que) tendrá un solo candidato: Jaime Lissavetzky, actual secretario de Estado para el Deporte. Lissavetzky se enfrentará a Alberto Ruiz-Gallardón (PP), alcalde ya de Madrid. El propio Ruiz-Gallardón confirmó ayer que se presentará a la reelección en los comicios municipales de 2011 y valoró a su contrincante como "uno de los mejores candidatos" que podía presentar el PSOE. Desde 2003 Gallardón gobierna con mayoría absoluta.

A falta de las bendiciones oficiales, el socialista Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, afrontará el desafío de José Antonio Monago (PP).
Un caso similar al de Castilla-La Mancha, donde el jefe del Ejecutivo regional, el socialista José María Barreda, ya sabe que tendrá enfrente a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en una contienda que los sondeos pronostican muy igualada. La pérdida del gobierno castellanomanchego supondría un duro revés para el PSOE, que ha dirigido la comunidad desde la restauración democrática.

El caso ‘Gürtel'. Ignorando las repercusiones que podría tener el caso Gürtel, el PP ha dejado claro que su "candidato natural" en la Comunidad Valenciana es Francisco Camps , dispuesto a "morir al servicio de los valencianos". El secretario de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, no ha sido designado todavía, pero tiene todas las papeletas porque nadie más parece dispuesto a hacerse cargo de ese incómodo destino, ya que los sondeos auguran que el PP ampliará su mayoría absoluta sin afectar la red Gürtel.

En Castilla y León, el líder socialista, Óscar López, ya cuenta hasta con lema, Puro cambio, para estos meses previos a los comicios; el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, del PP, no ha dicho si opta a repetir, aunque sus consejeros lo dan por hecho.

Por cuarta vez consecutiva, el socialista Francesc Antich disputará la Presidencia del Govern balear, que ha ejercido en coalición en esta legislatura, y en esta ocasión tendrá a un nuevo rival, José Ramón Bauzá, que sustituirá como cabeza de lista del PP a Jaume Matas -imputado por corrupción- con el objetivo de reconquistar las islas.

Ramón Luis Valcárcel, que preside Murcia desde 1995, repetirá con el PP pese a que había dicho que desistía. En el PSOE, su actual secretario, Pedro Saura, ha comunicado que no se presentará y suena como sustituta la portavoz adjunta del grupo socialista en la Asamblea Regional, Begoña García Retegui.

Tras anunciar el presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, que no repetirá, el líder del PSOE en el Principado, Javier Fernández, es el mejor colocado. No está nada claro con quién tendrá que batirse en el PP, porque la dirección regional y las principales juntas no dan su plácet al ex ministro Francisco Álvarez Cascos.

En cambio, el PP aragonés ha sido el primero en proclamar oficialmente a su candidata, Luisa Fernanda Rudi. El presidente autonómico, Marcelino Iglesias (PSOE), no quiere continuar en el cargo y su relevo será probablemente la actual secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia.

No es polémica la candidatura del presidente canario, Paulino Rivero (CC). José Miguel Pérez, presidente del Cabildo grancanario, será el número uno socialista, mientras que por el PP el vicepresidente del Gobierno José Manuel Soria, muestra interés.

Únicamente el presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, está confirmado en esa comunidad como candidato, aunque en el PSOE no hay duda de que su secretaria general, Lola Gorostiaga, liderará por tercera vez la lista. La incógnita se mantiene sobre el presidente, el regionalista Miguel Ángel Revilla.

En Navarra siguen las dudas sobre los carteles electorales una vez confirmada la renuncia a la reelección del presidente, Miguel Sanz, de UPN. Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, es su sucesora natural y competirá con el socialista Roberto Jiménez, mientras que el PP trabaja en ello porque en las últimas dos décadas no ha presentado lista propia.

Pedro Sanz será el candidato del PP por La Rioja, y su rival, el socialista Francisco Martínez.

  • 1