Local

PP y PSOE se alejan en la víspera de la cita por el acuerdo anticrisis

Santamaría insiste en la falta de credibilidad y Salgado no se arrepiente "de nada".

el 24 feb 2010 / 21:25 h.

TAGS:

Elena Salgado, vicepresidenta económica.

El PP prometió una dura ofensiva contra la vicepresidenta económica y no ha incumplido su promesa. Ayer, la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, fue tan dura con Elena Salgado como lo había sido antes con María Teresa Fernández de la Vega. Un día antes de la reunión -hoy- de todos los grupos con la troika ministerial de Zapatero para la búsqueda de un pacto contra la crisis, los dos partidos mayoritarios no se acercaron, sino todo lo contrario.

Una vez más, el PP aprovechó la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados para asegurar que el Ejecutivo "no tiene credibilidad, ni presupuesto ni política económica" y aseguró -de boca de Sáenz de Santamaría- que el Banco de España no coincide en sus previsiones con el Ejecutivo.

La vicepresidenta segunda del Gobierno contestó, por su parte, que el Ejecutivo no se arrepiente de ninguna de las medidas que ha puesto en marcha, ni de las de estímulo fiscal, ni de las de protección social. Salgado, además, ironizó al decir que el PP había estado esta semana más preocupado por ver a quién hacía la portavoz popular su pregunta, "como si eso tuviera importancia". Sobre las previsiones económicas del Gobierno, la vicepresidenta simplemente pidió a los populares "un poco de rigor y arrimar el hombro". Asimismo, reiteró que el pronóstico es que la economía caiga el 0,3%, "compatible con crecimiento todos los trimestres", algo que, en su opinión, le duele al PP.

Más reproches. La diputada popular, en la línea de las últimas sesiones en el Congreso, reprochó al Gobierno que cada vez que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncia el final de la crisis, "gente que no tiene la obligación de creérselo", como el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, o el comisario europeo Joaquín Almunia, "no tardan ni dos días en enmendarle la plana". Asimismo, según la portavoz popular, el equipo de Zapatero se preocupa más por colocar los 120.000 millones de deuda que por renegociarla.

Salgado, por su parte, insistió en que las previsiones "ni son verdad ni son mentira" y se pueden "cumplir o no", pero reiteró que hasta ahora la evolución de la economía se ha ajustado a las estimaciones del Ejecutivo.

Este nuevo enfrentamiento entre el PP y el PSOE se produjo en la víspera de la reunión con los grupos de la comisión negociadora para alcanzar un pacto de Estado contra la crisis. Pero para el PP, incluso esta reunión es "la demostración de que [el Gobierno] sigue sin querer tomar medidas eficaces". Así lo expusieron ayer los populares en un argumentario interno, en el que acusan al presidente de "anteponer su ideología a las necesidades de los españoles".

Ayer mismo, por la tarde, el Gobierno hizo llegar a los partidos políticos el documento base de negociación que ha elaborado la comisión interministerial, de manera que lo pudieran analizar para que la reunión de hoy sea "lo más provechosa posible". El documento, muy genérico, incluye prácticamente todas las claves de la Ley de Economía Sostenible y está dividido en los cuatro apartados ya enunciados por Zapatero en el Congreso: modelo productivo, competitividad y creación de empleo, déficit público y sistema financiero.

El PP anunció anoche que será su coordinador económico, Cristóbal Montoro, quien acuda a la cita junto a otro representante todavía por designar, posiblemente la propia Sáenz de Santamaría.

Así las cosas, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, insistió ayer en su propuesta -ya descartada por Mariano Rajoy- de negociar un gobierno de concentración, porque eso "no es raro" y se ha hecho "en muchos países" antes.

  • 1