Local

Preacuerdo para el regreso de Tomares y Bormujos al taxi del Aljarafe

Los taxistas de cada municipio tendrán prioridad durante varias horas al día.

el 04 jul 2010 / 16:58 h.

TAGS:

Protesta de taxistas del Aljarafe en Sevilla.

El área de prestación conjunta del taxi del Aljarafe está a las puertas de alcanzar un acuerdo que suponga el regreso de Tomares y Bormujos en un intento más, que todos desean que sea el definitivo, para volver a la unidad y ofrecer a los ciudadanos de la comarca el servicio en condiciones. La medida está a falta del refrendo de la comisión de transportes de la Mancomunidad del Aljarafe .

En la reunión celebrada a comienzos de esta semana, el presidente de la Mancomunidad del Aljarafe, José Vicente Franco, volvió a presentar su propuesta a Tomares y Bormujos, ambas poblaciones gobernadas por el PP y que van de la mano en la negociación, que a su vez hicieron una contraoferta “con la que se da servicio a los ciudadanos, al tiempo que se le brinda un trato preferente a los taxistas de sus municipios”, en palabras del gerente de la institución, Tomás Botín. “Esta propuesta la vamos a llevar a la comisión de transporte como algo válido y posible”, manifestó al respecto.

El proyecto de dividir la comarca en dos coronas, propuesto en un principio por la Unidad del Taxi y adoptado por la Mancomunidad del Aljarafe, desaparece definitivamente y se organiza por horas. “Por ejemplo, en Bormujos hay dos paradas de taxis y una de ellas, durante unas horas al día de lunes a viernes, la utilizarán sólo los taxistas de ese municipio  (salvo que se sobrepase la demanda), mientras que la otra quedará libre”, detalló. Con ello, “se da un trato de favor a los taxistas de ese municipio”.

Para su puesta en marcha, una vez refrendado por la comisión de transportes, “hay que hacer unos ajustes en la emisora”, aunque lo que parece más complicado es controlar el cumplimiento del uso por turnos. Para ello, pondrán en la parada que en un determinado horario deben estar las licencias con los números correspondientes a los taxistas del pueblo y será cada consistorio el que controle que en verdad se cumple, para lo que no se descarta establecer un régimen de sanciones por incumplimientos.

El nuevo sistema no será definitivo al menos hasta dentro de unos 10 días, cuando tenga lugar la nueva reunión, ya que todos los consistorios que forman parte de la Mancomunidad del Aljarafe tienen que aprobarlo.

Desde comienzos de año, el tira y afloja de los consistorios de Tomares y Bormujos con la Mancomunidad del Aljarafe se saldó con varias reuniones en las que uno y otro hacían sus propuestas y se daban largas. El pasado mes de abril tuvo lugar la última sucesión de encuentros y desacuerdos en el que ambos municipios parecían alcanzar un pacto con la Mancomunidad del Aljarafe que posteriormente rechazaban sus taxistas. Esta vez, Tomares y Bormujos han llevado directamente la propuesta planteada con los propietarios de sus licencias con lo que, si finalmente es refrendado, puede poner el punto final del conflicto.

  • 1