Local

Preguntas impertinentes

La noticia de que la Universidad Pablo de Olavide va a tener un hospital privado con 200 camas y 500 trabajadores, por un acuerdo con el grupo inmobiliario Anev, parece a primera vista una noticia interesante, pero me provoca algunas preguntas, seguramente impertinentes.

el 15 sep 2009 / 06:58 h.

La noticia de que la Universidad Pablo de Olavide va a tener un hospital privado con 200 camas y 500 trabajadores, por un acuerdo con el grupo inmobiliario Anev, parece a primera vista una noticia interesante, pero me provoca algunas preguntas, seguramente impertinentes.

Se trata de un hospital, privado, en el campus. ¿No es pública la Pablo de Olavide? Del proyecto se señala que es una iniciativa pionera en España y puede convertirse en referente de la sanidad en el sur de España y Portugal ¿Por qué un hospital privado como referente de la sanidad?

Habla el rector de la UPO de las perspectivas que abrirá a docentes y alumnos para participar en las investigaciones del complejo hospitalario, un centro que califica como científico y técnico, pero al final de la información leo que, según los últimos estudios de consultoras americanas y como asegura el presidente del grupo Anev, "la implantación de un hospital revaloriza un 30% los terrenos colindantes".

Se me amontonan los prejuicios y no sé si lo que cavilo es producto de mi ignorancia, que podría ser porque es mucha, pero ese 30% me resulta inquietante. Y me sigo preguntando, ¿por qué un hospital privado en el campus de una universidad pública? Con 200 camas, ¿para quién? ¿Todos los avances científicos, consecuencia de la investigación que promete el proyecto, a beneficio de quien los pueda pagar? ¿Qué es un hospital privado, si no ha cambiado el concepto? Ya digo, pura ignorancia e impertinencia.

Periodista

opinion@correoandalucia.es

  • 1