Local

Premio al joven investigador

Un estudiante de la Universidad Pablo de Olavide, galardonado en un certamen científico nacional por su estudio sobre las variaciones en el número de cromosomas de una planta.

el 10 dic 2011 / 20:25 h.

TAGS:

Enrique Manquilla, ganador de un accésit en el X Certamen Arquímedes.
Enrique Maguilla Salado, licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, ha resultado galardonado durante el X Certamen Arquímedes del Ministerio de Educación, una iniciativa destinada a premiar los mejores proyectos de investigación científica realizados por universitarios de todo el territorio nacional.

 

A esta convocatoria han concurrido un total de 208 participantes procedentes de 39 universidades españolas, siendo el hispalense Enrique Maguilla el único andaluz que ha logrado llegar a la final del certamen. Premiado con un accésit y 2.000 euros en metálico, el joven investigador ha obtenido el galardón por su estudio sobre el papel de las condiciones ambientales en la evolución genética de un grupo de plantas con flores (concretamente las Cyperaceae, del género Carex).

Durante la investigación, que constituyó su trabajo de fin de carrera, el estudiante de la Olavide pudo constatar que los factores ambientales (lluvia y temperatura) influyen en el número de cromosomas de estas plantas, que son "de los pocos organismos que pueden presentar variación en este sentido dentro de una misma especie". Según explica el joven científico sevillano, en el caso de los humanos y mamíferos en general tienen siempre un número fijo de cromosomas (a excepción de los Síndrome de Down que cuentan con un cromosoma de más). Sólo algunas plantas, insectos y musgos pueden presentar un número diferente dentro de la misma especie.

Del estudio se desprende que las plantas con menos cromosomas son "pioneras" en climas fríos, adaptándose más fácilmente a las condiciones duras, mientras que ocurre lo contrario en zonas más cálidas, donde la planta puede especializarse y ampliar su número de cromosomas. "De este proceso pueden resultar, a la larga, especies diferentes de la planta original, observándose el efecto del clima en la especialización evolutiva de estos seres vivos", explica Enrique Maguilla.

El trabajo, distinguido por el Ministerio de Educación por su calidad, se efectuó bajó la dirección de los profesores de la Olavide Marcial Escudero y Modesto Luceño, y obtuvo una matrícula de honor. Según el profesor Luceño, "ser finalista del certamen Arquímedes es de por sí un premio, dada la alta competitividad de los participantes, pero conseguir un accésit, y más en Biología Evolutiva y Biodiversidad, es extraordinariamente meritorio en este concurso, pues se suelen distinguir trabajos en Biomedicina, Física o Química".

Enrique Maguilla, animado por la concesión de este reconocimiento, ha iniciado sus estudios de doctorado en el área de Botánica de la Pablo de Olavide, integrado en el grupo investigador de dicha universidad. "Me gustaría dedicarme profesionalmente al estudio científico en el futuro", declara el joven.

El Certamen Arquímedes de Introducción a la Investigación Científica es un programa del Ministerio de Educación que ha cumplido esta año su décima edición. La iniciativa está dirigida a cualquier estudiante universitario matriculado durante el vigente curso, que deberá presentar un trabajo original de investigación.

Junto al sevillano Enrique Maguilla, en la edición de esta año del certamen Arquímedes han resultado galardonados Daniel Leandro, de la Universidad de Navarra, en el campo de la ingenieria y la arquitectura; Marina Hervás Muñoz, de la Universidad de la Laguna (Tenerife), por un trabajo en el campo de las ciencias sociales y las humanidades; Juan Margalef, de la Complutense de Madrid, por una investigación relacionada con las ciencias exactas y experimentales; y Alba Mota Jiménez, de la Universidad Autónoma de Madrid, premiada por sus estudios en el campo de las ciencias biométricas (búsqueda de métodos automáticos de reconocimiento: facial, etc.).

  • 1