viernes, 19 abril 2019
16:28
, última actualización
Cofradías

Santa Marina estará cerrada una semana tras un ataque vandálico

El lanzamiento de cartones con líquido inflamable dañó la puerta del templo. Antonio Dubé de Luque supervisará la limpieza del hollín que cubre el patrimonio.

el 05 ene 2014 / 10:02 h.

La puerta de la iglesia incendiada. / J.M.Espino (Atese) La puerta de la iglesia incendiada. / J.M.Espino (Atese)   > FOTOGALERÍA COMPLETA > COMUNICADO DE LA HERMANDAD: CERRADA ESTA SEMANA LA IGLESIA POR LABORES DE LIMPIEZA > ZOIDO VE "INJUSTIFICABLE EL INCENDIO", "NO QUEDARÁ IMPUNE   Cogieron unos cartones y papeles, los rociaron de líquido inflamable y tras prenderlos, los arrojaron por una rendija de la puerta. Unos desconocidos casi consiguen que la iglesia de Santa Marina fuera pasto de las llamas, en un acto vandálico que, en principio, se asoció a simpatizantes de extrema izquierda al aparecer pintadas tanto en el templo (“Solidaridad anarquistas presos”), del que sale la hermandad de La Resurrección; como en las iglesias de San Marcos (“Por nuestros muertos, Fuego!!”) y Santa Paula (donde se descubrieron proclamas proabortistas). El suceso se produjo a las 5.06 horas, cuando el servicio de emergencia 112 recibió el aviso de que se había originado un incendio a la entrada del templo, que fue sofocado rápidamente por la actuación de bomberos y los propios vecinos del barrio. La Policía Nacional, a través de la Brigada Provin- cial de Información, se ha hecho cargo del caso y, aunque mantiene todas las líneas de investigación abiertas, sí que avanzó que el origen del fuego fue la introducción de dos objetos rociados con líquido inflamable que incendiaron el cortinaje de la iglesia y la puerta de acceso. No hubo graves daños materiales, pero el templo permanece- rá cerrado “toda la semana” para realizar labores de limpieza en el retablo –estrenado hace año y medio– y las imágenes titulares (las dos dolorosas, el Señor, Santa Marina y San Juan Bautista de la Salle, junto al ángel), que sufren “acumulación de hollín superficial” por la enorme columna de humo que se produjo. El escultor Antonio Dubé de Luque se encargará de chequear a las imágenes. El hermano mayor de la Resurrección, Miguel Ángel Pérez Fernández, aseguró a este periódico que el martes formalizarán la denuncia ante las autoridades “por atentado al patrimonio”. Pérez Fernández desligó este incidente de cualquier manifestación política y mucho menos del vecindario:“Me causó gran sorpresa e indignación que ocurran estos hechos en los tiempos que vivimos. Esto es obra de descerebrados, con pintadas descontextualizadas en el tiempo”, señaló al tiempo que agradeció la visita de la delegada del Casco Antiguo, Amidea Navarro, y del delegado diocesano de cofradías, Manuel Soria. Éste, que comunicó por teléfono el ataque al arzobispo Juan José Asenjo en su estancia en Sigüenza, mostró su contrariedad con el incendio: “Ha sido una gamberrada que tenemos todos que lamentar. Tampoco podemos crear alarma social por este desagradable suceso. La hermandad cuenta con todo el apoyo de la iglesia de Sevilla para lo que necesite”. La intención es que el templo reabra el domingo para la habitual misa de doce. Las reacciones no tardaron. El alcalde, Juan Ignacio Zoido, repudió tales actos. “Lo ocurrido en Santa Marina es condenable e injustificable”, declaró en las redes sociales, a la par que tildo de “inadmisibles” las pintadas, que fueron borradas por Lipasam. Avanzó que no aceptará “amenazas” y los autores “serán perseguidos”. La Archidiócesis de Sevilla, de su parte, tildó de “vil” el incidente. “Damos gracias a Dios porque finalmente no hubo desgracias personales y tampoco se han registrado graves secuelas en el patrimonio”, trasladó a través de un comunicado. No es la primera vez que se producen ataques contra el patrimonio eclesiástico. En mayo de 2009 hubo dos detenidos por realizar pintadas ofensivas en la iglesia del Santo Ángel y la parroquia de la Magdalena, con el lema “Arderéis como en el 36”.

  • 1