Local

Presidencia garantiza la paridad en los altos cargos

Griñán pone a Díaz Cano, jefe de la campaña de Carmen Chacón, al frente de su equipo personal

el 08 may 2012 / 18:37 h.

TAGS:

Una vez elegidos los consejeros y consejeras del nuevo ejecutivo andaluz -manteniendo la paridad: 60% hombres y 40% mujeres- el Consejo de Gobierno empezó a aprobar ayer los primeros nombramientos, en el segundo nivel de la jerarquía institucional: viceconsejeros y secretarios generales. Hubo nueve nombramientos con un marcado desequilibrio en términos de igualdad: ocho hombres y una mujer.

La consejera de Presidencia, Susana Díaz, que acaba de asumir las competencias más reseñables del área de Igualdad, garantizó que la estructura definitiva del gobierno responderá al criterio de paridad. "Cuando termine de formarse el gobierno, se habrá cumplido la igualdad. Es nuestra bandera y no vamos a renunciar a ella", advirtió. Díaz ha explicado que el equilibrio hombre-mujer se mantendrá en todos los estamentos de poder de la administración, incluidos los delegados provinciales y los directores generales (que son nombrados por los consejeros).

Presidencia ratificó ayer en el cargo al viceconsejero de esta cartera, Antonio Lozano, al de Economía, Innovación y Ciencia, Luis Nieto y al de Salud y Bienestar Social, Enrique Cruz. En la consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, que ostenta el vicepresidente y coordinador regional de IU, Diego Valderas, ha sido nombrado número dos José Luis Pérez Tapias, secretario de organización de IU. Pérez Tapias formó parte de la mesa de negociación previa a la formación de gobierno con el PSOE, es una persona de la estrecha confianza de Valderas. Su nombramiento como viceconsejero supone meter a un cargo orgánico de IU en los consejillos del gobierno, es decir, en la mesa de camilla donde se diseñan todas las políticas andaluzas.

En Justicia el consejero Emilio de Llera ha elegido como número dos a María Asunción Peña, que fue secretaría general técnica de la Consejería de Economía y Hacienda (2000-2004) y asumía directora general de Política Financiera desde entonces. En las carteras que gestiona IU entran Antonio Roldán, como viceconsejero de Turismo y Comercio, y José Antonio García Cebrián, exdirector general de Urbanismo en el Consistorio de Sevilla, que será la mano derecha de Elena Cortés en la consejería de Fomento y Vivienda.

Con Chacón. Uno de los nombramientos más personalistas ha sido el de Máximo Díaz-Cano, exasesor de Carme Chacón en la campaña para el congreso federal del PSOE (donde disputó la secretaría general a Rubalcaba). Griñán le ha nombrado secretario general de la Presidencia, un puesto de mucho peso político y muy próximo al presidente. Díaz-Cano fue delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha hasta el año pasado, y anteriormente desempeñó el cargo de consejero de Presidencia (2004-05). Con su designación, Griñán estrecha lazos con Chacón y su entorno.

Por último, el Consejo de Gobierno formalizó el nombramiento del periodisma Miguel Ángel Vázquez como nuevo portavoz de la Junta. Vázquez, que forma parte de la ejecutiva socialista y fue parlamentario en la pasada legislatura, será el rostro, la voz y el escudo del nuevo gabinete. Su reto más difícil, que hasta ahora recaía en la titular de Presidencia, Mar Moreno, será responder todos los martes a los estragos del paro en Andalucía y a la investigación sobre el fraude de los expedientes de regulación de empleo (caso ERE).

Griñán pide a Valderas que abra el diálogo con el PP

El jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, encomendó ayer a su vicepresidente, Diego Valderas, que elabore y presente el Consejo de Gobierno del próximo martes un “análisis sobre cómo se materialilzará la oferta de diálogo y consenso” que el presidente tendió a los partidos políticos durante su discurso de investidura. El también consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, será el encargado de presentar “la hoja de ruta” para el diálogo con los partidos y los agentes sociales, que posteriormente se le comunicará al Parlamento. Griñán ofreció cuatro ejes para el diálogo sobre cuatro temas “fundamentales”: sobre una agenda andaluza por el empleo, que permita establecer medidas para lograr combatir el paro, en especial el juvenil y de larga duración; sobre el modelo de protección social y su consolidación a corto, medio y largo plazo; sobre la colaboración institucional y el desarrollo del estado de las autonomías a partir de una mayor cooperación; y sobre la financiación autonómica y los objetivos de la estabilidad fiscal. La consejera de Presidencia, Susana Díaz, confió en que el presidente del PP-A, Javier Arenas, se sume al diálogo y “colabore”.

Arenas: “El bipartito radical va a costar muy caro”

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, aseguró ayer que está “seguro” de que el “Gobierno bipartito radical” que forman PSOE e IU en la Junta de Andalucía, al que le ve “grandes semejanzas con el tripartito” que gobernó en Cataluña, “nos va a costar más caro que el anterior”. A preguntas de los periodistas, Arenas, que visitó ayer la Diputación de Córdoba y que se reunió con los presidentes y portavoces del PP en las diputaciones andaluzas, afirmó que los anuncios hechos por el nuevo Gobierno andaluz de que reducirá el número de delegados provinciales de las consejerías “no tienen ninguna credibilidad, porque ya se han hecho en varias ocasiones y luego nunca se han cumplido”.

Es más, Arenas da por hecho que el nuevo Gobierno andaluz “servirá a los intereses de PSOE e IU”, a los que dará “días de gloria, a costa del interés general de Andalucía”, y resultará “más caro que el anterior”. “Si se produce alguna reducción en algún sitio, es que habrá garantía de recolocación en otro”, denunció el líder del PP andaluz. Arenas dijo que se basa en “la experiencia de los últimos años”, que es lo que le ha llevado a insistir en que “este Gobierno va a ser más costoso para Andalucía que el anterior”.

Respecto al recorte previsto en el Presupuesto andaluz de 2.700 millones, que deviene de las medidas aprobadas por el Gobierno central, Arenas apuntó que “si se quiere cumplir el déficit previsto para el año 2012, los recortes tendrán que ser superiores”. El líder popular volvió a quejarse de que la Junta todavía no haya explicado a los andaluces de dónde se van a recortar esos millones. “Espero que algún día, de verdad, sepamos dónde se producen los recortes, aunque no tengo ninguna duda de que van a afectar al gasto social”, dijo.

Arenas denunció que el mayor recorte que planea el nuevo Ejecutivo de José Antonio Griñán afectará al gasto social, y “donde menos afecte será en burocracia y en el gran aparato burocrático que se ha generado en los últimos años”, sentenció el presidente de los populares.

  • 1