Prevención para salvar vidas

Unos 100 escolares presenciaron ayer un simulacro de incendios en la Diputación

el 15 oct 2014 / 10:00 h.

Bomberos de la Diputación simulan un rescate en altura en el patio de la institución provincial. Foto: Carlos Hernández Bomberos de la Diputación simulan un rescate en altura en el patio de la institución provincial. Foto: Carlos Hernández Nunca antes el edificio de la Diputación de Sevilla había estado tan animado a la par que nervioso. Porque ayer, en el patio de la institución provincial, tuvo lugar un simulacro de incendios con motivo de la Semana de la Prevención dirigida a la ciudadanía, en el que participaron bomberos de los municipios de Alcalá de Guadaíra y Morón de la Frontera quienes, ante la atenta y sorprendida mirada de un centenar de escolares de 5º y 6º de primaria de los CEIP Las Erillas, Las Zawiyas y Cruz Blanca de Aznalcóllar, realizaron la simulación de un rescate en altura. De esta forma, se dio el pistoletazo de salida a los actos de sensibilización de esta semana de prevención, cuyo objetivo es «trasladar a la población conocimientos de autoprotección» como aprender a reconocer los riesgos de incendio que tienen en sus hogares, centros de trabajo, comercios o lugares de ocio que frecuenten. Por eso, uno de los principales destinatarios de esta formación es, tal y como destacó el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, es «especialmente la población infantil». Así, los más pequeños, ataviados con cascos de bombero, fueron testigos directos de cómo trabajan los profesionales de la lucha contra incendios en caso de emergencia. «Ellos son el ciudadano del futuro, y por eso tienen que empezar a tener hábitos de autoprotección o conocer cuáles son las señales de evacuación, dado que es una formación básica para su vida de adulto», señaló la jefa de actividad de la Fundación Mapfre, Raquel Manjón, entidad colaboradora de esta iniciativa. Una de las actividades que más llamó la atención a los alumnos fue la realizada por bomberos en prácticas, quienes apagaban una fuerte llamarada –eso sí, controlada– que procedía de una plataforma metálica conectada a una bombona de butano. De hecho, el griterío se desataba cada vez que el fuego hacía acto de presencia. Sin embargo, el plato fuerte de la simulación fue el rescate en altura realizado en la parte más alta del segundo patio de la Diputación, entre el edificio B y el edificio de Presidencia. La maniobra incluyó un rescate con descenso en camilla de una ‘accidentada’ –la bombera María– además de un descenso con tirolinas y el posterior rescate de un accidentado.  En el simulacro intervinieron al menos una quincena de bomberos de la provincia, entre los que se encontraban coordinadores del simulacro, un grupo de extinción de incendios y bomberos cualificados, formados y adiestrados en actuaciones de rescate de altura. Esta es solo una de las actuaciones que van a desarrollarse a lo largo de toda la semana en los municipios que colaboran en la iniciativa: Alcalá de Guadaíra, Morón de la Frontera, Fuentes de Andalucía, Aznalcóllar y Osuna. Entre otras, se desarrollarán jornadas técnicas de prevención en sedes de colectivos empresariales y vecinales, jornadas de puertas abiertas en los diferentes parques de bomberos, visitas formativas a centros escolares así como otros simulacros y exhibiciones por parte de profesionales. Y es que, en palabras del presidente provincial, «cuando se trata de salvar vidas humanas, toda prevención es poca».

  • 1