Local

«Primamos la calidad a un ponente mediático»

Mejorar con cada edición los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona es el objetivo de la vicerrectora de postgrado, Lina Gálvez Muñoz, que cataloga de éxito la experiencia de este año.

el 15 sep 2009 / 16:41 h.

TAGS:

Mejorar con cada edición los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona es el objetivo de la vicerrectora de postgrado, Lina Gálvez Muñoz, que cataloga de éxito la experiencia de este año.

-¿Qué destaca del desarrollo de esta edición de los cursos?

-Ante todo la buena respuesta que han tenido más allá del área geográfica cercana. Todos los cursos han contando con un número importante de alumnos y han tenido una amplia repercusión en los medios de comunicación. Los participantes se han quedado satisfechos y muchos tienen la intención de volver. Pensar que la gente que ha pasado por la Olavide en Carmona se ha sentido a gusto, nos parece todo un éxito.

-Balance positivo entonces...

-Sí. En dos meses se han impartido 45 cursos en los que han participado 666 ponentes, 1.772 estudiantes y, junto a nosotros, han colaborado 54 instituciones. Estos cursos son una herramienta fundamental para acercar la universidad a la sociedad. No en vano, sólo un 15% de los ponentes son de nuestra universidad. El resto son de otras universidades e instituciones que enriquecen mucho este formato de formación estival.

-Han contado con una gran colaboración ¿no?

-La colaboración con las instituciones ha sido fundamental para el patrocinio de los cursos. Muchas instituciones públicas y privadas han visto la utilidad de estar presentes en la Olavide en Carmona y nos han prestado un gran apoyo. Por eso, en nombre de la UPO, me gustaría dar las gracias a todas ellas y, en especial, a Cajasol, que ha depositado una gran confianza en los cursos.

-¿Qué ha faltado y qué añadiría en la próxima edición?

-Está claro que las cosas siempre se pueden mejorar y eso es una prioridad para nosotros. Las actividades culturales y de concienciación social paralelas que hemos comenzado este año seguirán siendo una prioridad. Este ha sido el primer año de su funcionamiento y, aunque los conciertos y espectáculos han tenido una buena aceptación, ésta podría haber sido más alta entre los alumnos, que la mayoría no pernocta en Carmona. De hecho, el Ayuntamiento de Carmona ha cedido un edificio para la construcción de una residencia que permitirá también ampliar la procedencia del alumnado. También queremos mejorar la web de los cursos de verano y aumentar la representación de mujeres ponentes, que en esta edición se ha situado en torno al 30%.

-¿Y respecto a la aceptación?

- Ha sido muy buena -unos 40 alumnos por curso- aunque tal vez hayan faltado ponentes mediáticos que hubieran garantizado una mayor difusión. Pero esto tiene que ver con nuestro modelo de cursos, donde la calidad de las enseñanzas prima a un ponente mediático que no tiene que ser necesariamente el más preparado para impartir un curso.

-¿La clave del éxito?

-Creo que tiene que ver con los temas seleccionados y que tienen como denominador común su gran interés social. El carácter multidisciplinar del programa 2008 ha sido muy valorado por los estudiantes, profesorado, miembros de la comunidad universitaria y medios de comunicación. Así, hemos hablado de historia, medio ambiente, arqueología, inmigración y medios de comunicación, flamenco, voluntariado, salud, conflictos internacionales o violencia de género. Temas que van de lo político a lo cultural, de lo económico a lo social y que suponen un compromiso importante de la universidad, como pública que es, con la sociedad.

  • 1