Local

Primero de Mayo: La preferia pudo con la movilización

La lluvia perdonó, pero se comentaba que había más gente en La Maestranza que en las ‘setas'

el 01 may 2011 / 19:32 h.

TAGS:

La manifestación de Sevilla arrancó ayer de la Plaza Nueva y concluyó entre las ‘setas’ de la Encarnación.

El paro juvenil es una de las lacras sociales que más afectan a la sociedad española, especialmente a la sevillana, que cuenta con más del 50% de este colectivo sin trabajar. Pero ni este argumento ni que la provincia cuente ya con un 26% de tasa de paro -en números absolutos, 244.500 personas, según la EPA- valieron a los más jóvenes para salir a reivindicar sus derechos en la calle el Día del Trabajador, un Primero de Mayo que, a pesar de no quedar deslucido por la lluvia, tuvo menos poder de convocatoria del esperado, sobre todo con el país al borde de los cinco millones de desempleados.

"Si estamos aquí es más por la juventud que por nosotros mismos, pero es sorprendente que no vengan a protestar por su situación", lamentaba ayer José Expósito, secretario de organización de la sección de pensionistas de CCOO, que añadía que "nosotros al menos tenemos asegurada la pensión, pero ellos ni siquiera eso". Además, reivindicaba que la suya cada vez era más insignificante a la hora de hacer frente a las subidas que están experimentando servicios básicos como la luz o el agua.

Pero no sólo pocos jóvenes se veían entre banderolas de los convocantes, banderas de la República o del Orgullo Gay, aunque ninguna de España, como comentaban algunos de los participantes. Tampoco de otras edades, aunque CCOO calculó unas 2.000 personas. El puente, la preferia, con enganches incluidos -muchos comentaban que había más personas en el entorno de La Maestranza que en el recorrido de Plaza Nueva a la plaza de la Encarnación, por donde discurrió la manifestación-, y las visitas al Real con dos días de adelanto fueron los culpables. Así, pudieron con la movilización para reclamar el derecho a tener un trabajo en los tiempos que corren, en los que la sangría laboral golpea cada día con más fuerza a las empresas de la provincia sevillana.

Se echaron de menos pancartas propias de conflictos que aún no se han cerrado en Sevilla, como Astilleros -en plena negociación y que tendrá mañana a todos los trabajadores trabajando ya en la planta, aunque sin acuerdo firmado-, Pickman o Fundiciones Caetano -ésta prácticamente extinta-. En cualquier caso, representantes sindicales de todas ellas estaban presentes en las distintas secciones de industria y metal que lideraban en la manifestación los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, convocantes de la marcha.

Sindicatos que no se libraron de las críticas en un día como ayer. CCOO, así no. Por un sindicato de clase y combativo, era uno de los lemas que podía leerse ayer en la concentración de la capital hispalense, que finalizó en la setas de la Plaza de la Encarnación, donde el secretario general de UGT Sevilla, Juan Antonio Gilabert, elevó la voz para pedir que se "reconocieran" aquéllos que "realmente" tienen la culpa de la crisis.

Los del metal y la industria volvieron a ser los sectores con más presencia en la manifestación, debido a la cantidad de conflictos abiertos que tienen en la provincia, como destacó el secretario general de MCA-UGT Sevilla, Manuel Ponce. "Entre otras, hay que destacar algunas firmas que están en crisis y cuya situación está incidiendo directamente en sus empleados, como la aeronáutica TADA, en concurso de acreedores o la de automoción Albea", destacó. Trabajadores de Syrsa Renault portaban una pancarta propia para reclamar la firma de un convenio colectivo satisfactorio para la plantilla.

"Estamos en plenas negociaciones", señaló el representante del comité de empresa Ceferino Rodríguez.

También hubo una amplia representación de los medios de comunicación debido a la decisión de la nueva directiva de la Asociación de la Prensa de Sevilla de hacer visible la problemática del sector. "Creo que es la primera vez en la historia que la asociación está presente y tiene que estar, porque la profesión vive una crisis laboral profunda, ya que es de las que tienen más precariedad", señaló el presidente de la APS, Rafael Rodríguez, quien recalcó la necesidad "de dar a conocer a la opinión pública esta situación".

Otro conflicto visible ayer en la manifestación de la capital fue el de Mercasevilla, que reclamaba, entre otras cuestiones, que se abonaran las prejubilaciones, cuyos pagos están paralizados, situación de la que culpaban a la Junta de Andalucía.

Gilabert denunció también esta situación entre los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo financiados con fondos públicos. Así, informó de que en Sevilla y su provincia esa suspensión de pagos afecta a entre 2.000 y 3.000 personas, y se debe a la investigación judicial abierta a raíz de los supuestos ERE fraudulentos financiados por la Junta y a la quiebra de las compañías aseguradoras de los expedientes. Esto motivará una manifestación el próximo 12 de mayo en Sevilla.

El secretario general de CCOO en Sevilla, Alfonso Vidán, denunció por su parte que el "Pacto del Euro supone una vuelta de tuerca a las condiciones laborales y al Estado del Bienestar" y avisó de que los sindicatos de clase "no estamos dispuestos a permitirlo".

 

  • 1